Lillard concretó 32 unidades en la victoria de los suyos. Foto cortesía: nba.com.

El escolta C.J. McCollum anotó 44 puntos como líder encestador de los Trail Blazers de Portland, que ganaron este sábado en la prórroga por 128-126 a los diezmados Rockets de Houston, afectados por los contagios del coronavirus.

La victoria pone a los Trail Blazers con marca de 1-1 en el inicio de la nueva temporada de la NBA.

McCollum, que jugó 44 minutos, logró promedio de un tanto por minuto después de anotar 17 de 30 tiros de campo, incluidos 9 de 16 triples, y 1 de 2 desde la línea de personal, logró tres rebotes y entregó ocho asistencias. El escolta titular de los Trail Blazers, con 6.3 segundos por jugarse del tiempo de prórroga, anotó el triple que aseguró la victoria del equipo de Portland (1-1).

Mientras que, el base Damian Lillard llegó a los 32 puntos, tras recuperar su mejor toque de muñeca, además de repartir nueve asistencias y capturar cinco rebotes. En cuanto a los pívots, Jusuf Nurkic y Enes Kanter se convirtieron en los mejores dentro del poste bajo.

Nurkic logró 12 tantos y 11 rebotes, mientras que Kanter, que salió de reserva, llegó a los 10 puntos y capturó nueve balones bajo los aros. En resumidas cuentas, dominaron la zona de la pintura a lo largo del compromiso.

El escolta James Harden dejó al lado toda la polémica que rodeaba su presencia con los Rockets, después de haber pedido ser traspasado y verse involucrado en una multa de 50.000 dólares por no cumplir los protocolos de seguridad contra el coronavirus, y mostró de nuevo su talento al conseguir 44 puntos y 17 asistencias.

“The Beard”, que con un triple había puesto a los Rockets arriba en el marcador parcial (125-126), tras la canasta de McCollum volvió a tener la última posesión del balón, pero la perdió y dejó al equipo de Houston sin la oportunidad de forzar una segunda prórroga o lograr el triunfo.

Junto a Harden, el joven pívot Christian Wood, uno de los fichajes logrados por los Rockets, brilló en su debut con el equipo de Houston al conseguir 31 puntos y 13 rebotes.

A pesar de la derrota, el nuevo entrenador de los Rockets, Stephen Silas, manifestó su satisfacción por la manera en que el equipo respondió después de haber llegado al partido sin poder entrenar y con apenas nueve jugadores disponibles, uno más de los que exige la liga para los partidos.

Varios contagios de jugadores de los Rockets con la COVID-19 forzaron a la NBA a suspender el partido del pasado miércoles, que el equipo tejano tenía que disputar en el Toyota Center frente a los Nuggets de Denver, debido a que no pudo presentar a los ocho jugadores exigidos por el torneo.

Harden no pudo ser incluido al no estar disponible como parte del castigo que la NBA le impuso, por violar los protocolos de seguridad y salud establecidos para luchar contra el coronavirus. Aunado a ello, y con respecto al duelo frente a Portland, los Rockets tuvieron que viajar sin el base John Wall, el pívot DeMarcus Cousins, el escolta Eric Gordon y el alero Mason Jones, todos en la lista de los Rockets con “protocolos de salud y seguridad” como motivo.

Esos cuatro jugadores, si devuelven pruebas negativas, verán el final de las cuarentenas de siete días el próximo miércoles y podrían jugar el jueves en su campo del Toyota Center de Houston contra los Kings de Sacramento.

El escolta-alero Ben McLemore y Kenyon Martin Jr., que dieron positivo a la COVID-19, se encuentran aislados de forma voluntaria en sus respectivos domicilios bajo supervisión médica del equipo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.