La situación no ha cambiado. En los centros públicos de salud siguen siendo insuficientes los equipos de protección que le entregan al personal, a un año de la muerte del primer médico como consecuencia de la COVID-19 en la entidad.

Leyla Ortiz, directora de Médicos Unidos Venezuela (MUV) capítulo Carabobo, recordó una vez más que todo lo que requieren para la atención de los pacientes, como guantes, batas, mascarillas y gorros, requiere un recambio constante.

Leyla Ortiz, médicos carabobeños
Leyla Ortiz. Foto: Dayrí Blanco

El déficit es marcado. “Seguimos viendo con mucha irregularidad la llegada de estos materiales de parte de quienes les corresponde en materia de salud en el estado. Llegan algunos, pero sigue siendo deficiente, de manera irregular, y no tiene el alcance que debe en todos los hospitales y médicos del sistema de salud público”.

Es por esto que muchos dependen desde hace más de un año de los donativos de fundaciones, ONG y particulares que son los que se encargan de la dotación de estos materiales al personal de salud, que no se limita médicos y enfermeros porque se incluye a camareros y camilleros.

Vacunación insuficiente

Maltratados e irrespetados. Así se sienten los médicos en Carabobo durante las jornadas de vacunación. Hay muchos que aún no han recibido ni la primera dosis, “y cuando van a los centros dispuestos les dicen que las jornadas para nosotros se terminaron y que tenemos que ver cómo hacemos para que nos vacunen”.

El riesgo de contagio es alto. Sin los insumos de protección necesarios atienden todo tipo de emergencia totalmente expuestos porque, según datos de MUV en la entidad, ni el 10 % de la población carabobeña está vacunada contra la COVID-19 en estos momentos.

Esto causa otra preocupación adicional entre quienes si lograron recibir la inmunización. Hay algunos vacunados que igual se pueden contagiar y llevar la enfermedad a sus casas. Ese es un gran temor que tenemos, afectar a nuestras familias simplemente porque las autoridades responsables no se encargan de dotarlos de los insumos requeridos”.

Ortiz resaltó el riesgo que existe también al estar un médico con la enfermedad de manera asintomática, y al atender a algún paciente, sin la debida protección, amplíe el campo de contagio.

Médicos fallecidos

Carabobo se mantiene como el tercer estado del país con más personal de salud fallecido con criterios de COVID-19.

De acuerdo con la data de Médicos Unidos Venezuela (MUV), son 46 médicos, 12 enfermeros, tres odontólogos y dos Médicos Comunitarios Integrales los que han muerto en la entidad, para un total de 63 decesos desde el 30 de julio que se registró el primer doctor en esa lista, el cirujano plástico Henry Álvarez.

El Colegio de Médicos de Carabobo, de acuerdo a sus criterios tiene a 61 de sus agremiados como muertes confirmadas con sintomatología de coronavirus. El cruce de ambas datas da un total de 69 médicos fallecidos en la entidad hasta este momento.

Hay que aclarar que 31 de los casos son reconocidos por MUV o por el Colegio de Médicos de Carabobo, pero no por ambos entes; en 38 casos coinciden; hay dos Médicos Integrales Comunitarios fallecidos que están en la clasificación “otros” de MUV y uno de ellos es reconocido por el Colegio de Médicos de Carabobo.

Respecto a los odontólogos, MUV tiene el registro de tres decesos por COVID-19, mientras que el Colegio que los agrupa ya tiene a 22 contabilizados; y en cuanto a los enfermeros, MUV tiene 12 muertes registradas y el gremio tiene 13.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.