(EFE)

Profesionales de la salud venezolanos anunciaron este jueves que pondrá en marcha un plan que incluye “autopsias verbales” para subsanar el subregistro que consideran que hay en el país caribeño de muertos por COVID-19.

Los ciudadanos que se comuniquen con el grupo organizado por la oposición serán contactados por “médicos entrenados”, quienes les realizarán una “autopsia verbal” acerca de sus familiares fallecidos para tratar de determinar si la muerte de su pariente fue por COVID-19 o alguna enfermedad asociada al virus, detalló la oposición en un comunicado.

En dicha información, no detallan si corroborarán de algún modo los datos que reciban, los contrastarán con los documentos hospitalarios o, simplemente, se fiarán de los mensajes que envíen desconocidos desde Venezuela a través de WhatsApp sin verificar sus identificaciones.

UNA HERRAMIENTA EN DOS ETAPAS

El médico Jorge Hernández, analista de datos de la Universidad de Miami, detalló que la herramienta funciona en dos etapas: en la primera fase, los venezolanos podrán enviar un mensaje y responder, “de manera segura y confidencial”, una encuesta automatizada.

En la segunda, es cuando estos ciudadanos serán contactados por “médicos entrenados”.

“El éxito del registro de exceso de mortalidad está en la participación de los venezolanos. Recaudar la información puede tomarnos semanas, pero los análisis ofrecerán resultados confiables”, aseguró Hernández.

Por su parte, el médico y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami Simón Angeli añadió que las estadísticas que salgan de este estudio podrán servir a los organismos públicos de salud para evaluar “el verdadero impacto” de la COVID-19 en Venezuela y tomar las medidas necesarias.

“Por un lado, el registro de casos de coronavirus se complica por el confinamiento que se les obliga a hacer y algunos mueren fuera de los centros de salud. Los registros de los hospitales no son confiables”, aseguró.

Por ello, añadió, “todos los países tienen que hacer esfuerzos por estudiar y analizar las diferentes fuentes de información sobre los fallecimientos en pandemia: hacer conteo de cadáveres, buscar información en los registros civiles, todo para tener una estadística confiable”.

UN PLAN “PARA VENCER LA CENSURA”

Este instrumento fue presentado por el diputado opositor y médico José Manuel Olivares como un plan para “vencer la censura del régimen sobre la pandemia en Venezuela”, añadió la información.

Según el comunicado, es un “instrumento científico diseñado por médicos venezolanos que recogerá información sobre los decesos en el país por COVID-19, con la colaboración de la ciudadanía y con el objetivo de obtener estadísticas reales de la tasa de letalidad en el país”.

Olivares aseguró que han podido corroborar una cifra de 1.412 fallecidos por la enfermedad que causa el nuevo coronavirus “a través de la red de hospitales”, frente a los 671 que reporta el Gobierno.

“Pero incluso aquí hay un subregistro de los casos. Por eso creamos este instrumento, con la finalidad de tener estadísticas y tomar acciones que puedan evitar la muerte de más venezolanos”, concluyó. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.