COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Magdalena Luján asomó su cabeza como pudo por la ventana del carro. Su esposo, tras el volante, vigilaba cada uno de los movimientos de la mujer conectada a una bombona de oxígeno. Iban en dirección a la Ciudad Hospitalaria doctor Enrique Tejera (CHET) cuando se encontraron con un gran grupo de personas con batas blancas, pancartas, y banderas que gritaban “no hay gasas, no hay suturas, y este Gobierno no nos escucha”. Así recorrieron 1,92 kilómetros médicos y enfermeros de la entidad para exigir las condiciones mínimas que les permitan atender a pacientes como Magdalena.

Ya no hay soluciones posibles en una mesa de reunión, no se consiguen. Ricardo Rubio, presidente de la Sociedad de Médicos Residentes de la CHET, detalló que ya han conversado cinco veces con el presidente de Insalud, Raúl Falcón, y la situación cada vez se agudiza más.

Los inventarios de insumos y medicinas en los principales centros de salud públicos de Carabobo están agotados. Los familiares de los pacientes deben comprar en el mercado paralelo lo que consigan a un sobreprecio de más de 1000% para poder salvar la vida de unos cuantos. Otros no tienen esa suerte.

Fue una movilización tranquila. Antes de las 10:00 a.m. personal de la CHET comenzó la marcha en el interior del hospital y después recorrió toda la avenida Lisandro Alvarado de Valencia hasta la Cedeño, donde se encontraron, en el cruce con la calle independencia, con la movilización que partió desde el Rectorado de la Universidad de Carabobo. Juntos emprendieron camino hasta el destino pautado: Insalud.

Un piquete de la Policía de Carabobo esperaba a los manifestantes en la esquina del ente oficial que administra la salud en el estado. No pudieron llegar. Solo una comisión integrada por representantes del Colegio de Médicos, de Enfermeros, Odontólogos, Bioanalistas, la Sociedad de Médicos Residentes de la CHETy Fundanica, junto a dirigentes políticos de oposición.

Una hora y 15 minutos más tarde, salió la comisión. Logró reunirse con el presidente de Insalud, Raúl Falcón, quien se comprometió en establecer mesas de trabajo para hacer el diagnóstico de cada centro médico público en la región y buscar soluciones. En el encuentro se negó a la posibilidad de un canal humanitario. Como resultado positivo, destaca la reincorporación a sus labores del doctor Jorge Pérez, quien había sido destituido de su cargo en la Maternidad del Sur dos semanas, por denunciar las precarias condiciones en las que funciona la institución.

Rubén Limas, doctor y secretario general de Acción Democrática, dio números alarmantes: Más de 50% de los 76 indicadores de salud del boletín epidemiólogo publicado recientemente ha empeorado. Los representantes del gremio de la salud esperan que la autoridad cumpla.También es el deseo de Magdalena Luján y el resto de los pacientes en la región que dependen de tratamientos permanentemente para continuar con vida. Su salud, no puede esperar más.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.