(Foto AFP)
COMPARTE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha descartado  la posibilidad de suscribir ahora con Libia un acuerdo similar al firmado entre la Unión Europea  y Turquía para frenar la llegada de refugiados, al tiempo que ha insistido en reclamar solidaridad a sus socios en el acogida de peticionarios de asilo.

Por supuesto queremos atajar la inmigración ilegal, también por el bien de los refugiados, apunta Merkel en su mensaje semanal por vídeo, en el que recuerda que el año pasado murieron en el Mediterráneo 4 mil refugiados, la mayoría en el trayecto entre Libia e Italia.

Hay que cooperar con ese país norteafricano, prosigue la canciller, aunque, por el momento, no se da una situación que permita un acuerdo similar al suscrito con Turquía, argumenta, en relación a la posibilidad de repatriar a Libia a esos inmigrantes.

Sólo podrá contemplarse un acuerdo en ese sentido si la situación en Libia mejora, si hay un gobierno de unidad que realmente sea de unidad y que controle todo el país, y si se pueden abordar la cuestión humanitaria bajo estándares parecidos, enumera.

Merkel hace estas consideraciones en su mensaje, centrado esta vez en la próxima cumbre de la UE en Malta, donde insiste en reclamar a sus socios mayor compromiso en la acogida de refugiados, pese a reconocer su escepticismo en lograr ese objetivo.

“Es una pieza difícil”, reconoce, pero hay que seguir luchando para que cada uno contribuya a un reparto solidario en esas cargas, lo que puede hacerse por distintos caminos, sea protegiendo mejor las fronteras exteriores de la UE, sea a través de la ayuda al desarrollo.

Ya en un plano más general respecto a la agenda de la cumbre en Malta, Merkel se muestra convencida de que la UE debe ser capaz de tomar decisiones con mayor rapidez y marcarse con más contundencia sus prioridades.

Tenemos que enviar mensajes de unidad y marcar nuestras prioridades, apunta la canciller, para quien tal proceder debe aplicarse tanto a acuerdos comerciales, como a la política climática, defensa de las fronteras exteriores y la seguridad en el espacio Schengen.

Merkel admite ahí que el ciudadano a menudo se impacienta ante la falta de agilidad en la toma de decisiones, al tiempo que incide en la necesidad de mejorar la comunicación entre la UE y la población.

El mensaje de la canciller sigue al encuentro mantenido ayer con el presidente francés, François Hollande, preparatorio para la cumbre de la UE, en que ambos líderes destacaron los grandes desafíos internos y externos a los que se enfrenta la Unión Europea.

La canciller y su socio francés expresaron así la unidad del eje franco-alemán, al tiempo que pedían al resto de socios de la UE y a las instituciones comunitarias cohesión y unidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.