Lionel Messi, estrella del FC Barcelona./Foto EFE

Lionel Messi puso fin a los rumores tras anunciar, en una entrevista para Goal, que se quedará en el Barcelona porque jamás iría a juicio contra el club de su vida.

El astro admitió que la decisión de irse la viene pensando desde hace tiempo y no a causa del 8-2 ante el Bayern. El lo notificó al presidente, Josep Maria Bartomeu, quien no cumplió su palabra. “Siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”.

Messi creyó que era el momento de “dar un paso al costado” para que el club se renovara con gente joven y nueva. “Pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona, sintiéndolo muchísimo, porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí”.

Para Messi, este ha sido un año complicado en el que sufrió mucho durante los partidos, los entrenamientos y dentro del propio vestuario. Por esta etapa difícil se planteó buscar nuevos objetivos, nuevos aires.

El jugador se siente dolido por cosas que escuchó de la gente, del periodismo. “Hubo gente poniendo en duda mi barcelonismo y diciendo cosas que creo que no me merecía. Esta etapa me sirvió para ver quién es quién y reconocer a mucha gente falsa”.

‘La Pulga’ aseguró que el dinero no fue un factor determinante en su decisión de abandonar el Barcelona, ya que en varias ocasiones tuvo la oportunidad de marcharse ganando más dinero, pero siempre antepuso al club antes que cualquier cosa.

Mantenerse en el Barcelona era su deseo. “Siempre dije que quería acabar aquí, que quería un proyecto ganador con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad es que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas. Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”.

Su familia tampoco estaba de acuerdo. Cuando les dijo que quería irse, fue un drama bárbaro en el que todos lloraban porque no se querían ir de la ciudad. “Mis hijos no querían irse de Barcelona, ni querían cambiar de colegio”.

Messi ha tenido duras eliminaciones en Champions en los últimos años que le hicieron replantearse su carrera deportiva. El 3-0 de Roma, el 4-0 de Anfield o el 2-8 del Bayern son resultados que fueron agotando mentalmente al rosarino, quien ha ganado apenas una Liga de Campeones en los últimos nueve años.

El campeón tiene metas. “Miré más allá y quiero competir al máximo nivel, ganar títulos, competir la Champions. La puedes ganar o perder, porque es muy dificil, pero hay que competir. Por lo menos competirla y que no nos pase lo de Roma, lo de Liverpool, lo de Lisboa. Todo eso hizo me hizo pensar esa decisión que no llevé a cabo”.

El ’10’ culé seguirá en el club porque Bartomeu le dijo que la única manera de irse era abonando la cláusula de 700 millones de euros, lo que Messi consideró imposible.

Había otra opción, la de ir a juicio, pero el rosarino la descartó de inmediato. “Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida. El Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”.

En cuanto al famoso burofax que envió notificando su intención de marcharse, explicó que lo hizo para oficializar su salida y notificar que quedaba libre. Pero no para entrar en una pelea con el club catalán.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.