(Foto AFP)
COMPARTE

Con un beso frente a las cámaras y la libreta de casamiento, el crack Lionel Messi y su amor de infancia Antonella Roccuzzo confirmaron este viernes su amor ante familiares, amigos y estrellas del fútbol internacional en su ciudad natal, Rosario.

‘La Pulga’ salió a la alfombra roja después que pasaron varias estrellas internacionales de fútbol, y con su flamante esposa posaron en todos los ángulos que le pidieron a gritos los camarógrafos.

“Beso, beso”, pidieron los reporteros detrás de una maraña de lentes y ellos más relajados que nunca frente a la prensa accedieron y sellaron con un beso esta aparición que se mantuvo como expectativa hasta último minuto.

La llamada boda del siglo en Rosario, a 300 km al norte de Buenos Aires, trajo a esta ciudad a la cantante colombiana Shakira con su pareja Gerard Piqué, de los pocos que no se dejaron ver por la prensa en esta noche de gala.

Los flamantes esposos posaron con su libreta de matrimonio civil, el cual celebraron ante un juez al interior del complejo City Center, donde alojaron a la mayoría de sus 260 invitados desde el jueves y festejarán hasta la madrugada del sábado.

Roccuzzo, de 29 años, amiga del capitán de la selección argentina desde que ella tenía 8 años, y madre de sus dos hijos Thiago (4) y Mateo (1) eligió un traje exclusivo de la diseñadora catalana Rosa Clará, corte sirena, con sugerente y profundo escote en forma de corazón acompañado por tirantes de encaje.

(Foto AFP)

– Desfile sin balón –
Con más custodios de seguridad y prensa que invitados, los excompañeros de Messi en el Barça como Carles Puyol, Xavi, Cesc Fabregas y Samuel Eto’o, junto a sus esposas, fueron los primeros en posar en la alfombra roja del hotel casino.

La pareja uruguaya Luis Suárez y su esposa Sofía Balbi, íntimos de los Messi-Roccuzzo, posaron encantados, mientras todos preguntaban por el brasileño Neymar, otra de las estrellas reclamadas por curiosos en Rosario.

También los ‘albicelestes’ Ezequiel Lavezzi, Sergio ‘Kun’ Agüero, Sergio Romero, Angel Di María y Javier Mascherano (también del Barcelona) se detuvieron unos segundos para las imágenes, aunque sin hablar media palabra con la prensa.

Después de la alfombra roja, los invitados pasaron a un salón para degustar seis estaciones variadas de comida internacional y una de ellas “dedicada a la gastronomía argentina, destacando platos calientes como la cazuela de mollejas, las carnes trinchadas ahumadas y los chorizos bom bom”, anunció la organización.

Cientos de curiosos de los humildes barrios que rodean al hotel Pullman y casino City Center se agolparon a las puertas del estacionamiento por donde ingresan los famosos.

Abril, de 18 años, hincha de Rosario Central, dijo a la AFP que en cinco horas de ‘guardia’ en la puerta con su madre para ver celebridades pudo ver “a (Pablo) Zabaleta y al ‘Pocho’ Lavezzi”. “Estamos esperando a Neymar”, relató.

Mientras tanto, la actividad en el casino, con ingreso separado al hotel, era normal y los adeptos a la ruleta parecían concentrados en sus apuestas completamente ajenos al revuelo de prensa y curiosos.

– A bailar y ¿a cantar? –
Dicen que para terminar de barrer con los rumores sobre una supuesta enemistad con Antonella, Shakira les regalará algunos temas durante el festejo.

Amigos del capitán de la selección argentina, que lo conocen “desde antes de que fuera Messi”, sostienen que “si hay algo que al Leo le re-encanta es la cumbia”, dijo a la AFP Franco Lentini.

“Shakira es amiga y mujer de su amigo Piqué, pero la música del Leo es la cumbia de acá”, comentó otra amiga de los novios cuyo casamiento es catalogado como “la boda del siglo” en los medios locales.

– Gran boda pero discretos –
Los novios prácticamente no se mostraron desde que llegaron a Rosario hace dos semanas, y donde Messi celebró sus 30 años el pasado 24 de junio.

Invitaron a su enlace a sus mejores amigos de infancia, algunos tan humildes como lo fue Messi, familiares y los que forman parte de su entorno en Barcelona.

Messi conoció con 9 años de edad a Antonella, entonces de 8, en 1996. En el barrio Las Heras varios vecinos recuerdan que es un “amor de ‘el Leo’ de siempre”. No fueron invitados a la boda pero están felices de la buena fortuna de “el Leo”.

“Espero que Leo y Anto, que es sencilla y simpática como él, tengan muy buena fortuna”, dijo a la AFP su vecino Damián “Gamuza” Lugoni, de 27 años, vendedor de los populares choripanes (emparedados de chorizo).

En un pequeño terreno de la cuadra, los amigos encargaron un mural de Messi al artista plástico Lisandro Urteaga.

“Que festeje como merece alguien como él, un verdadero ejemplo de ser humano, aunque cuando juega al fútbol no parezca de este planeta”, dijo Urteaga.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.