"De ninguna manera, de ninguna manera", contestó el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Miguel Ruiz Cabañas (Foto EFE)
COMPARTE

El Gobierno mexicano afirmó este viernes que el posicionamiento de un grupo de países de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que piden a Venezuela elecciones y la liberación de presos políticos no constituye una injerencia, sino que expresa la preocupación de la región por la situación del país.

“De ninguna manera, de ninguna manera”, contestó el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Miguel Ruiz Cabañas, cuando fue preguntado al término de un evento en la Ciudad de México sobre si la OEA mantiene una actitud de “injerencia” respecto a Venezuela.

“Todo es en el marco de la carta de la OEA y de la Carta Democrática Interamericana, en la que Venezuela es parte”, agregó el subsecretario.

En la declaración, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Uruguay consideran “urgente que se atienda de manera prioritaria la liberación de presos políticos”.

Además, que “se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución, y que se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas”, reza el texto publicado por las Cancillerías.

El documento señala que “la suspensión de un país miembro, como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso y que antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable”.

El posicionamiento fue motivado por un informe que el 14 de marzo emitió el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en el que pedía aplicar la Carta Democrática para suspender a Venezuela como país miembro si no convoca elecciones en 30 días.

Ruiz Cabañas dijo que hay una preocupación en toda la región por la situación interna de Venezuela y que lo que se está ofreciendo es una oportunidad para que ese país pueda reforzar el diálogo interno.

Un diálogo que, a juicio de todos los países de la región, se requiere, aseveró.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo el jueves que en Venezuela hay una “violación sistemática a los principios de la democracia”, y confió en que el pronunciamiento ayude a resolver la situación.

En respuesta, su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó en Twitter “las insólitas y serviles declaraciones” del canciller, de quien opinó que “construye muros con América Latina en lugar de defender y atender los intereses y derechos soberanos de su pueblo”.

Además, acusó a Videgaray de “agredir” a Venezuela “para congraciarse con sus dueños imperiales” y consideró que el ministro de Exteriores “cree que así el pueblo mexicano olvidará su traición”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.