(Foto EFE)
COMPARTE

La Asamblea Constituyente que se instaló este viernes despierta temores dentro y fuera de Venezuela, ante el riesgo de que sus poderes ilimitados se vuelquen contra la oposición e instauren un modelo autoritario.

Un compendio de esas inquietudes:

– Democracia SOS – 
Los opositores aseguran que la Constituyente, en la que no toman parte, pretende atornillar en el poder al presidente Nicolás Maduro e instaurar un sistema político como el de Cuba, de partido único y donde la oposición es ilegal.

Maduro, cuya gestión rechazan ocho de cada diez venezolanos, recalca que la Constituyente es un “suprapoder” que legislará por tiempo indefinido, y al que estarán supeditados los demás poderes, como el Parlamento de mayoría opositora.

Diosdado Cabello, poderoso dirigente chavista y constituyente, advierte que el Legislativo podría ser disuelto, aunque la nueva presidenta de la asamblea, Delcy Rodríguez, aseguró a la AFP que “lo que está planteado es la coexistencia”.

“Más que generar cambios en la Constitución, el objetivo es gobernar sin límites. Es el mecanismo de autocratización del gobierno”, dijo a la AFP Benigno Alarcón, director del centro de estudios políticos de la Universidad Católica Andrés Bello.

Este temor tiene eco más allá de Venezuela. Estados Unidos, la Unión Europea, el Vaticano y una decena de países latinoamericanos rechazan la iniciativa por considerar, además, que desfavorece el diálogo.

La Constituyente supone la “destrucción de la democracia en Venezuela”, dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. La iniciativa es rechazada por 70% de los venezolanos, según Datanálisis.

– Elecciones en el limbo – 
El Consejo Nacional Electoral (CNE) -acusado de servir al gobierno- convocó a elecciones de gobernadores para el 10 de diciembre.

Las presidenciales están pautadas para fines de 2018, pero la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) teme que el calendario cambie con el nuevo marco constitucional.

Por lo pronto, la MUD debe decidir si acude a las regionales con un CNE al que acusa de haber ejecutado un “fraude” en la elección de asambleístas.

“El gobierno ve en la Constituyente un salvavidas para evitar una elección que perdería” y eludir los pocos contrapesos que tiene -el Parlamento y la Fiscalía-, según Alarcón.

Maduro también anuncia que la nueva Constitución profundizará los mecanismos de la “democracia participativa y protagónica”, que la MUD vincula con un polémico voto sectorial aplicado en la elección de la Constituyente que, según expertos, le da más peso al sufragio chavista.

– Cacería de brujas – 
El mandatario subraya que la Constituyente “pondrá orden” y ha amenazado con encarcelar a opositores.

La asamblea contará con una comisión de la verdad, que según Maduro investigará los “crímenes de la derecha” en las protestas opositoras que piden su salida y dejan unos 125 muertos en cuatro meses.

Sin embargo, la presidenta de la asamblea y de dicho comité asegura que la Constituyente no es para “aniquilar” a la oposición.

Según la ONG Foro Penal, en Venezuela hay unos 500 “presos políticos”, entre ellos Leopoldo López.

– Más control económico –
El gobierno adelantó que las reformas traerán estabilidad frente a la devastación económica, con una profundización del socialismo y medidas que ayudarán a superar el rentismo petrolero.

Pero expertos y el sector privado creen que ahondarán la crisis al mantener el modelo de intervención del Estado que, según ellos ha llevado al colapso.

Maduro ha prometido que elevará a rango constitucional el control de precios a bienes y servicios para enfrentar la inflación y la distribución de alimentos subsidiados contra la escasez.

– “Fraude”
La empresa que dio soporte tecnológico a la elección de la Constituyente el 30 de julio -Smarmatic- aseguró que el dato de participación fue inflado en al menos un millón de electores.

El CNE anunció ocho millones de votantes, cifra clave para legitimar la asamblea, luego de que la oposición aseguró haber recaudado 7,6 millones de sufragios de rechazo en un plebiscito el 16 de julio.

Una de las principales críticas se centra en que Maduro no consultó en referendo su convocatoria a Constituyente, como sí lo hizo su fallecido mentor Hugo Chávez para el proceso que redactó la Constitución  de 1999.

El presidente prometió someter a consulta popular el nuevo texto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.