Foto BBC Mundo

Vacaciones en Europa o islas del Caribe, compras y negocios en Miami e inversiones millonarias en Colombia.

Es la otra cara de la diáspora venezolana, la que decidió cruzar la frontera hacia territorio colombiano para seguir haciendo negocios y está lejos de necesidades y padecimientos.

Son aquellos que viajaron a Orlando de niños para conocer Magic Kingdom de Disney y que ahora, de adultos, escapan a playas paradisíacas para “buscar calor” cada vez que pueden.

Empresarios, accionistas, inversores y emprendedores que decidieron llevar sus cientos de miles o millones de dólares al país vecino para no arriesgarlos en la crisis económica que envuelve a Venezuela.

Con algunos de ellos conversó BBC Mundo para mostrar la otra cara de la diáspora venezolana.

La “tierra de oportunidades”

Un caso de este tipo es la corporación financiera Bancar.

Desde la moderna terraza de la torre donde funciona esta multinacional venezolana hay una excelente vista de los cerros que rodean a Bogotá y de los edificios.

Allí, en una residencial zona de la capital colombiana, el gerente general de esa compañía, Carlos Canelón, recibe a BBC Mundo.

Su acento lo delata apenas comienza a contar que, para él, “Colombia es un mundo de oportunidades”.

El inversionista es uno de los cientos de miles de venezolanos que desembarcó en este país en los últimos años.

Solo que su caso, como el de tantos otros hombres de negocios de Venezuela que optaron por cruzar la frontera, es una historia de emprendimiento, inversiones fuertes, viajes por el mundo y éxito.

Al igual que Canelón, existe todo un sector instalado en Colombia que no dejó su país porque pasaba hambre, sino por cuidar sus capitales.

“Colombia es un país de muchas oportunidades, con un sector bancario fuerte y estable. Tiene muchas posibilidades para hacer negocios“, cuenta Canelón, quien ya lleva dos años realizando operaciones entre ambos países.

El gerente afirma que “para nadie es secreto” que la situación económica venezolana es “compleja” y que por eso decidió “internacionalizar” su negocio en 2015.

Prefiere no opinar de política, pero reconoce los problemas por los que pasa su país y que ahora sus operaciones en territorio colombiano son mucho más grandes que las que le quedan en Venezuela.

Bancar aterrizó en Colombia con una inversión de US$400.000

“Dejar el país de uno siempre es muy duro. Uno tiene sus añoranzas allá, por eso trato de seguir viajando para allá”, afirma el gerente.

Leer reportaje completo aquí




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.