Foto: Archivo
COMPARTE

 El Mineros de Guayana, envalentonado tras haber echado en las semifinales de liga al favorito Carabobo y alzar la copa doméstica entre semana, iniciará en su feudo el camino hacia el doblete cuando reciba mañana al Deportivo Lara por la final del Torneo Clausura.

El equipo Negriazul apenas ha levantado en sus 36 años de historia un torneo corto y un título de liga, este último en 1989.

Pero, para bordar otra estrella alrededor de su escudo tendrá primero que superar al Lara y luego verse las caras en la final del campeonato con el Monagas, ganador del Apertura.

Por delante cuatro finales, o una sola de 360 minutos.

El equipo del entrenador Juan Domingo Tolisano ha efectuado trabajos de recuperación tras el desgaste de la final del pasado miércoles, en la que se emplearon a fondo.

Tolisano aún tiene las dudas del guardameta Luis Romero, quien no estuvo en la final de copa, y del juvenil Brayan Hurtado, al que una sobrecarga muscular mantiene en dique seco.

La directiva minerista, por su parte, aplicó una política de precios bajos -poco más de un dólar según la tasa de cambio oficial más alta- y entradas gratuitas para intentar colmar el CTE Cachamay, con aforo para 41.600 espectadores.

En tanto, el Lara, que llegó ayer a Puerto Ordaz tras un complicado periplo que combinó un tramo por carretera y otro vía aérea, solo piensa en una victoria que ofrezca tranquilidad para el choque en Cabudare.

“Queremos lograr un buen resultado en este partido de ida para poder ir tranquilos a la vuelta”, dijo en un comunicado de prensa el atacante Winston Azuaje.

Mineros siempre ha sido difícil, tienen jugadores de mucha experiencia, determinantes en todas sus líneas, pero como todos los equipos también tienen sus fallas y nosotros debemos aprovechar eso con nuestras virtudes”, añadió el merideño de 24 años.

Para el conjunto Crepuscular, fundado apenas en 2009, esta final es una oportunidad para reencontrarse con un título que se le escapa desde la histórica campaña 2011-2012, cuando bordó la estrella después de ganar el Apertura y el Clausura y establecer un récord de puntos, con 83.

Sin bajas anunciadas, los de Leo González cifran sus ilusiones en el argentino Lucas Gómez y el atacante Jesús González, los goleadores de la institución.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.