(Foto AFP)

El ministro de Defensa de Argentina, Oscar Aguad, se reunió hoy, en la base naval de la ciudad bonaerense de Mar del Plata, con familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, desaparecido en el océano Atlántico desde el 15 de noviembre pasado, informaron a Efe fuentes oficiales.

Este encuentro se produce a petición de las familias, que reclamaron a través de una misiva la presencia del ministro y del presidente argentino, Mauricio Macri, con el fin de clarificar incongruencias e inconsistencias sobre el accionar de todas las partes intervinientes en el operativo de búsqueda del submarino.

“Así también creemos fundamental, ya pasados dos meses, que la información que recibimos sea precisa y confiable, y quien mejor que ustedes para clarificar dudas y descartar diferentes versiones de los hechos”, señalaron los allegados a la tripulación del buque en la carta.

Por todo esto, Aguad viajó hoy a Mar del Plata, donde el ARA San Juan tenía su base y donde residen buena parte de los familiares, y se produjo una reunión privada -ya hubo otros encuentros semanas atrás- con representantes de las familias de los 44 marineros, según confirmaron a Efe fuentes del Ministerio de Defensa.

De momento no han trascendido detalles de la conversación con las familias, que en la mencionada carta pidieron a Macri -que se encuentra de visita oficial en Europa- y Aguad, como “máximas autoridades de las Fuerzas Armadas” su “compromiso” y la “confirmación de su visita para esta semana”.

De forma reiterada, los seres queridos de los tripulantes han mostrado su preocupación por la continuidad de la búsqueda del submarino.

Actualmente, la Armada Argentina, de la que depende el buque, estudia presupuestos de varias empresas para continuar con la búsqueda una vez que Rusia, único país que todavía colabora en el operativo, retire su ayuda.

Cuando desapareció, el ARA San Juan volvía del puerto austral de Ushuaia a Mar del Plata, unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

En su última comunicación con tierra, en las primeras horas del 15 de noviembre, el comandante había informado a sus superiores de que se había producido un principio de incendio en un compartimento de baterías por la entrada de agua a través de un conducto de ventilación.

Según la Armada, este problema fue resuelto y el submarino pudo seguir su viaje hacia su destino final.

Sin embargo, varias agencias internacionales informaron de la detección de una explosión horas después de desaparecer la nave.

Es por eso que el área de búsqueda se delimitó en torno a la zona donde se registró ese ruido explosivo, a unos 430 kilómetros de la costa patagónica argentina.

De forma paralela, la Justicia investiga si se cometió algún delito en torno a la desaparición del submarino, se abrió una investigación interna en el seno de la Armada y el almirante Marcelo Srur fue destituido como jefe del cuerpo castrense.

También el Gobierno oficializó, el 15 de enero pasado, la creación en el Congreso de una Comisión Especial Investigadora.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.