Los ministros de Defensa de Venezuela y Brasil, Vladimir Padrino y Joaquín Silva, respectivamente. (Twitter)

Los ministros de Defensa de Venezuela y Brasil, Vladimir Padrino y Joaquín Silva, respectivamente, sostuvieron hoy una “reunión de trabajo y camaradería” para hablar sobre el flujo migratorio entre ambos países suramericanos.

El encuentro se celebró en la ciudad venezolana de Puerto Ordaz (sur) y fue calificado por Padrino como “fructífero, de trabajo, de hermanos, de camaradería, amistoso, de mucho entusiasmo y mucha comunicación”.

“Estamos iniciando la construcción de una verdadera amistad para la estabilidad regional”, dijo el venezolano para luego explicar que hablaron sobre el contrabando en las fronteras comunes, el delito transfronterizo, el narcotráfico, la trata de personas, y “asuntos que amenazan la paz regional”.

Venezuela no es un país que tiene vocación migratoria hacia el Brasil, no lo es, es un país que su movimiento migratorio es por razones económicas que tienen una causa, la causa es la guerra económica, el bloqueo y la persecución financiera que le han impuesto a Venezuela para asfixiarla”, prosiguió Padrino.

El titular de Defensa de Caracas denunció que algunos países y organismos buscan con esta supuesta guerra económica “derrocar a un gobierno legítimo”, el del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Sobre los movimientos migratorios pidió a Brasil “en el marco del respeto de los derechos humanos, nos facilite el retorno” de venezolanos que ahora promueve el chavismo a través del plan gubernamental “Vuelta a la Patria”.

Según datos facilitados por Naciones Unidas, un total de 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2014, dirigiéndose principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

La mayor parte de los emigrados, según la ONU, citan la falta de alimentos como la principal razón de su marcha.

Padrino dijo hoy que se ha construido una matriz “alrededor de una crisis humanitaria que no existe y que están usando en estos momentos en organismos multilaterales para agredir a Venezuela, para intervenir”.

Por su parte, el ministro Silva subrayó la “camaradería” que imperó durante el encuentro con su homólogo venezolano y aseguró que la cita sirvió para ampliar cooperaciones y fortalecer la defensa de las fuerzas armadas de ambos países, cuyos gobiernos son antagónicos en lo político.EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.