Foto: AFP
COMPARTE

El rey del fondo Mo Farah no falló en su última salida a la pista antes de dedicarse al maratón y ganó in extremis el 5000 metros de la final de la Liga de Diamante, este jueves en Zúrich, con un tiempo de 13 min 06 seg 05/100.

Para lograr este triunfo Farah, de 34 años, tuvo que esforzarse al máximo, superando a sus tres adversarios en los últimos metros. Los cuatro primeros de la prueba finalizaron en 11 centésimas.

Farah aventajó al estadounidense Paul Chelimo (13:06.19) y al etíope Muktar Edris (13:06.09), formando el mismo podio del reciente Mundial de Londres pero con distinto orden. En la capital británica Farah terminó por detrás de Edris, en la que fue su primera derrota en un gran campeonato desde 2011.

El etíope Yomif Kejelcha terminó a un paso del podio (13:06.16).

Ahora Farah, que se va de la pista con un palmarés legendario -cuatro títulos olimpicos y seis mundiales-, enfocará su carrera en el maratón. Sin embargo su imagen ha quedado manchada en los últimos meses por las acusaciones de dopaje hacia su entrenador Alberto Salazar.

“Quería ganar y es formidable haberlo hecho, pero fue muy duro. Echaré de menos la pista y he apreciado correr en estadios durante tantos años, pero ahora voy a intentar disfrutar un poco de mi familia”, dijo el atleta de origen somalí.

Barshim, lastrado por la meteorología

A nivel general la lluvia, que solamente desapareció al inicio de la velada, y el viento no permitieron a los espectadores del Letzigrund disfrutar de grandes actuaciones, a excepción del 3.000 obstáculos femenino, en el que bareiní Ruth Jebet firmó la mejor marca mundial del año (MPM) con 8 minutos 55 segundos 29/100.

Jebet, de 20 años y de origen keniano, consiguió de la misma forma la segunda mejor marca de todos los tiempos, a dos segundos del récord del mundo (8:52.78) que ella misma estableció el 27 de agosto de 2016 en París.

Campeona olímpica pero quinta en el pasado Mundial de Londres hace dos semanas, Jebet terminó por delante de la keniana Beatrice Chepkoech (8:59.84).

Se esperaba al catarí volador, Mutaz Essa Barshim, estrella del concurso de altura. Después de que mejorara el mejor salto de 2017 (2,40 m) el domingo en Birmingham, se mostró fatigado y lastrado por las condiciones meteorológicas.

Sin un adversario de su altura, ganó pero se contentó con una barrera de 2,36 metros superada al tercer intento. El legendario cubano Javier Sotomayor y su récord del mundo de 2,45 m (en 1993) puede seguir respirando.

“Pensaba llegar alto, pero el tiempo no era bueno, hacía mucho frío, llovía y el suelo estaba húmedo”, lamentó Barshim.

La velocidad vivió dos sorpresas. En 100 metros masculino Justin Gatlin, campeón del mundo hace un par de semanas en Londres, perdió frente al británico Chijindu Ujah (9 seg 97). El estadounidense solo fue cuarto (10 seg 04).

La sorpresa Miller-Uibo

En categoría femenina el duelo de 200 metros entre la campeona olímpica Elaine Thompson y la campeona del mundo Dafne Schippers no tuvo lugar porque Shaunae Miller-Uibo, de Bahamas, tercera en Londres recientemente, sorprendió a las dos favoritas (21 seg 88).

Finalmente tres fracasos a 5,63 metros pusieron fin al concurso del récord del mundo de pértiga (6,16 m) Renaud Lavillenie, que no ganará la Liga de Diamante por octava ocasión consecutiva, dejando el triunfo en manos del campeón mundial Sam Kendricks.

“Estoy contento porque ganar el Mundial y la Liga de Diamante es algo que podría no haber logrado nunca. Es fantástico estar aquí, finalizar la temporada y decir ‘se acabó′”, dijo Kendricks.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.