Monseñor Reinaldo Del Prette. (Foto: Simone Monasterio)
COMPARTE

El mensaje del episcopado venezolano ante los atropellos del Gobierno nacional es claro. Están abocados a sembrar en el pueblo la esperanza de que nada es eterno y que por lo tanto, tampoco lo son los sistemas totalitarios como el implantado en Venezuela, afirmó monseñor Reinaldo Del Prette Lissot, arzobispo de Valencia.

Todo sistema autoritario y totalitario tiene su fecha de vencimiento. La humanidad ya ha dado suficientes muestras de que esa no es la forma en que las sociedades evolucionan, explicó este viernes en visita a El Carabobeño, acompañado por monseñor Roberto Sipols, vicario general de la Arquidiócesis de Valencia; el padre Pedro de Freitas, párroco de la Catedral y el padre Miguel Romero, director de Medios de Comunicación de la Arquidiócesis. Fue recibido por Carolina González, jefe de Redacción; y Carmen Grillet, gerente general.

Para Del Prette no hay duda de que el sistema de gobierno venezolano dejó de ser democrático. “Basta un solo caso de tortura, detenciones arbitrarias u otras violaciones a los derechos humanos para que quede demostrado que estamos bajo un sistema antidemocrático”, sentenció.

Nosotros como iglesia, en representación de todos y sin distinción política, estamos para orientar, expuso. Así lo ha hecho la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y el cardenal Jorge Urosa Savino, quienes se han manifestando en la línea de hacerle entender al poder que se desviaron de la democracia y que el sistema económico que intentan implementar fracasó aquí y en el resto del mundo.

El arzobispo valenciano reiteró que el episcopado siempre estará al frente cuando se trate de la defensa de los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos.

Libertad de expresión

Otra muestra de los rasgos totalitarios del Gobierno de Maduro es el ataque a los medios de comunicación, tanto nacionales como internaciones. “En los países civilizados y democráticos no se cierran los medios”, dijo en referencia a la reciente suspensión de los canales colombianos Caracol TV y RCN.

Permitir que los medios critiquen a los gobernantes es sinónimo de democracia y de libertad de pensamiento, expresión e información, aseguró. En Venezuela hoy estamos en medio de una hegemonía comunicacional. Esta nueva violación a la libertad de expresión se suma al amplio historial y empeora la imagen del régimen ante el mundo entero.

Detenciones arbitrarias 

Del Prette condenó además persecución hacia la disidencia, que en los últimos meses ha incrementado. “No puede ser que cada vez haya más presos políticos sin ninguna justificación ni racionalidad”. Resaltó el caso de Voluntad Popular (VP), partido que ya tiene 54 de sus militantes detenidos solo por pensar un país distinto.

Los ataques de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) hacia los representantes de diversos gremios en Carabobo tras el asalto a la 41 Brigada Blindada también carecen de fundamento. Todos en Valencia conocen la trayectoria de Rosmary Di Pietro, presidenta del Colegio de Contadores, quien tiene un currículo intachable.

Monseñor destacó también los casos del profesor de la Universidad de Carabobo (UC), Santiago Guevara y del dirigente regional de VP, Carlos Graffe. Son montajes para tratar de que la gente se asuste. A su juicio, el fin único de estas detenciones es amedrentamiento para tratar de pacificar como parte de un método totalitario.

 

Padre Miguel Romero, monseñor Del Prette, monseñor Roberto Sipols y el padre Pedro De Freitas. (Foto: Simone Monasterio)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.