Cardenal Jorge Urosa Savino (Foto Archivo)

Un llamado a evitar derramamiento de sangre y a iniciar negociaciones para calmar los ánimos formuló el cardenal Jorge Urosa Savino, al pronunciarse en torno a la protesta de los presos políticos recluidos en la sede de El Helicoide del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Las autoridades son las responsables de la integridad física de las personas sometidas a un régimen carcelario, advirtió el cardenal, al referirse al trato hacia los presos políticos en el  (Sebin), donde desde el miércoles se mantiene una protesta en rechazo a las constantes torturas. “Es muy importante que se evite derramamiento de sangre y que haya negociaciones para calmar los ánimos, para que no haya ningún tipo de violencia, y no se registre ningún muerto ni ningún herido”, indicó Urosa con preocupación, al conocer los hechos en los que sufrió graves lesiones el estudiante y preso de conciencia Gregory Sanabria.

Monseñor Urosa mostró su preocupación por las noticias que llegan desde El Helicoide, con respecto a la situación tanto de los presos políticos y comunes que hay en esa sede del Sebin. “Quiero hacer un llamado a las autoridades, a que tengan en cuenta que ellos son responsables por la integridad de las personas que están sometidas allí a un régimen carcelario”, expresó el jerarca de la Iglesia Católica.

Urosa recordó a Tarek William Saab y a Néstor Reverol, fiscal y ministro de Relaciones Interiores, la responsabilidad que tienen sobre la integridad de los presos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.