Evo Morales, presidente de Bolvia (Foto EFE)

El presidente boliviano, Evo Morales, asistirá a los actos de investidura de su homólogo chileno, Sebastián Piñera, los próximos 10 y 11 de marzo, días antes de que Bolivia y Chile enfrenten en La Haya sus argumentos en la demanda boliviana sobre un acceso al mar, informó hoy una fuente oficial.

El presidente Evo Morales se hará presente conjuntamente con el canciller, declaró a medios estatales el ministro de Exteriores boliviano, Fernando Huanacuni.

El canciller indicó que la invitación, hecha pública el lunes, estaba firmada por la presidenta chilena saliente, Michelle Bachelet, y dirigida a Morales.

“Es una gentileza que nosotros agradecemos muchísimo”, resaltó Huanacuni.

Morales, desde que asumió la presidencia boliviana hace doce años, participó como invitado en la posesión de altas autoridades chilenas, como en la primera asunción de Piñera en 2010 y también en las investiduras de Bachelet en 2006 y 2014.

La presencia de Morales y la delegación boliviana en Santiago se producirá una semana antes que Bolivia y Chile se encuentren en la Corte Internacional de Justicia de La Haya como parte de las audiencias orales del proceso iniciado por el país andino, que demanda un acceso soberano al océano Pacífico.

La corte de Naciones Unidas estableció que las audiencias orales se desarrollarán del 19 al 28 de marzo, como parte de una de las etapas finales del litigio antes que dé su veredicto conclusivo en los siguientes meses.

Morales, durante el informe por sus doce años de Gobierno el pasado 22 de enero, aseguró tener la certeza de que Bolivia recibirá este año un fallo favorable del tribunal internacional.

Esta etapa del juicio coincidirá con el llamado Día del Mar, en el que los bolivianos recuerdan cada 23 de marzo que en esa fecha en 1879 se produjo la primera resistencia boliviana ante tropas chilenas en el conflicto armado que comenzó el 14 de febrero de ese año.

Bolivia perdió en 1879 unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120 mil kilómetros cuadrados de territorio en la llamada Guerra del Pacífico.

El Gobierno de La Paz presentó una demanda en 2013 para que la corte obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar, sustentándose en derechos que a su juicio generaron propuestas en esa línea que hicieron distintos gobiernos chilenos al país andino.

Chile argumenta que no hay nada que negociar porque las fronteras entre ambos países quedaron establecidas en un tratado en 1904, 25 años después del conflicto.

Ambos países, que no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1978, deben encarar otra demanda en la misma corte, presentada por Chile sobre unas aguas que considera un río internacional con derecho de uso compartido mientras Bolivia argumenta que son manantiales exclusivos de su país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.