(Foto referencial)
COMPARTE

De un disparo en la clavícula izquierda fue asesinado el niño Adrián David Braque Urbina, de 9 años de edad, cuando iba para la bodega a comprar un sobre, para preparar refresco instantáneo y quedó atrapado en un tiroteo, en el sector Caballo Mocho, kilómetro 15 de la carretera Petare-Santa Lucía.

El hecho ocurrió este miércoles a las 8:20 de la noche. Sus hermanos mayores, de 20 y 14 años, estaban por fuera y la madre lo mandó a comprar el producto, para prepararle la merienda al día siguiente.

Adrián estudiaba 4º grado en el Colegio Bolivariano Ana María Campos y entrenaba fútbol en las canchas de Las Guacamayas, en las Mercedes los fines de semana; recordó su padre Rafael Braque, profundamente adolorido.

La calle estaba oscura, los tiros se escucharon en la casa de Adrián y la madre salió inmediatamente al percatarse que su hijo estaba por fuera. Lo encontró tendido en el pavimento, los vecinos alarmados comenzaron a gritar, a pedir ayuda, alguien prestó su carro para llevarlo al hospital Domingo Luciani, de El Llanito, pero fue ingresado sin vida.

Nadie sabe quién disparó. Los responsables huyeron. Hace tres meses Rafael Braque le dijo a la mamá de sus tres hijos que debían ir pensando en mudarse de allí, porque estaba muy peligroso. “la policía no entra, eso es terrible”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.