Dos personas han muerto por las heridas causadas en la explosión de un artefacto el pasado sábado durante un mitin electoral del presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, de la que salió ileso, en Bulawayo (suroeste), segunda ciudad más grande del país, según informaron este lunes fuentes hospitalarias.

Los fallecidos murieron en el hospital Mpilo, en Bulawayo, donde se intentaban recuperar de las heridas causadas tras el ataque, según confirmaron fuentes del citado centro sanitario al periódico estatal Chronicle.

Al menos 49 personas resultaron heridas en el estadio deportivo White City, donde se celebraba el mitin, según un comunicado emitido hoy por la Policía de Zimbabue, que puntualizó que se llevan a cabo “exhaustivas investigaciones” para esclarecer el suceso.

“Esperamos que el número (de heridos) aumente porque algunas víctimas podrían presentarse durante el día”, advirtió la portavoz policial Charity Charamba en la nota.

Además, la Policía ha ofrecido una recompensa a aquellos que suministren información que permita encontrar a la persona o personas responsables del ataque.

El vicepresidente Constantino Chiwenga, que también asistía al mitin, salió ileso, pero otro vicepresidente, Kembo Mohadi, sufrió heridas en una pierna y fue trasladado a un hospital.
La esposa de Chiwenga, Mary Chiwenga, también resultó herida, así como la ministra de Medioambiente, Oppah Muchinguri Kashiri.

La detonación tuvo lugar segundos después de que el presidente bajara del escenario, escoltado por guardaespaldas, soldados y dirigentes de su partido.
Vídeos publicados en las redes sociales muestran cómo la explosión destroza parte del escenario del mitin, al que asistían miles de personas, mientras se ve a gente que huye buscando refugio.

En declaraciones este sábado a la televisión estatal ZBC, Mnangagwa atribuyó la explosión a sus “enemigos normales”, sin dar detalles o nombrar a alguien.
Mnangagwa, de la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), daba un mitin con motivo de las elecciones presidenciales del próximo 30 de julio, las primeras desde la caída de Robert Mugabe.

Estas comicios son también los primeros, desde la independencia de Zimbabue del Reino Unido en 1980, en los que no se postula como candidato Mugabe, de 94 años, que vive recluido en su mansión de Harare desde el golpe militar que le derrocó en noviembre pasado.

El Gobierno de Mnangagwa, cuyo principal rival es el líder del opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), Nelson Chamisa, ha prometido unas elecciones libres e imparciales, frente a las acusaciones de violencia, corrupción e intimidación que empañaron las votaciones celebradas con Mugabe en el poder.

Los comicios de Zimbabue serán supervisados, entre otros, por observadores europeos, algo inédito desde 2002, cuando el Ejecutivo de Mugabe expulsó al jefe de la misión electoral de la UE. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.