Al menos 32 muertos se registran en Etiopía tras
/ Foto: Cortesía

Al menos 32 civiles resiltaron asesinados el domingo en la región de Oromia, en el oeste de Etiopía, durante un ataque de un grupo rebelde, informó este lunes el organismo nacional de supervisión de derechos humanos, que habla de una “masacre”.

“Las cifras oficiales registran la muerte de 32 civiles, pero los primeros indicios (…) hacen pensar que es muy probable que el balance supere ese recuento” inicial, aseguró la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC), en un comunicado.

Esta matanza ocurrió en un contexto de violencia étnica creciente que pone bajo presión al primer ministro, Abiy Ahmed, galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2019 y originario de la misma región de Oromia.

Ataque contra la etnia amhara

Según la EHRC, los ataques fueron “dirigidos contra los miembros de la etnia amhara”, la más grande de Etiopía después de los oromos.

Las autoridades regionales de Oromia habían acusado más temprano a un grupo armado, el Ejército de Liberación de Oromo (OLA), de haber dirigido el ataque en la zona de Wollega.

“Ciudadanos pacíficos resultaron asesinados (…) de manera horrible”, habían indicado en un comunicado, sin dar cifras de víctimas.

Un sobreviviente, contactado este lunes telefonicamente por la AFP, dijo que el ataque dejó decenas de muertos. Explicó que los atacantes actuaron poco después de que la retirada, repentina e inexplicable, de los soldados apostados en la zona.

“Tras habernos reunido, abrieron fuego contra nosotros, antes de robar los animales y quemar casas”, relató este testigo, bajo anonimato por razones de seguridad.

“Conté más de 50 cuerpos y sé que otros (personas) fueron alcanzados por las balas”, agregó.

Solicitan investigación independiente

La EHRC “llama a las autoridades federales y regionales a abrir rápidamente una investigación independiente sobre esta matanza y que aclaren las razones de la retirada de los militares de esta zona conocida desde hace tiempo por ser vulnerable a los ataques”.

El OLA, que al parecer cuenta con miles de miembros, se escindió del Frente de Liberación Oromo (OLF), un grupo de oposición que renunció a la lucha armada luego del regreso del exilio de sus dirigentes tras al llegada al poder de Abiy en 2018.

El gobierno ha responsabilizado al OLA de una serie de asesinatos, atentados con bomba, asaltos a bancos y secuestros en Oromia.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.