Los gases lacrimógenos inundaron la avenida Miguel Ángel (foto Cortesía)
COMPARTE

“Mi madre no murió por inhalar gases lacrimógenos sino de un ACV. Estoy muy molesta porque han tratado de politizar eso”, dijo Almeris Mendible, hija de la señora Ricarda de Lourdes González (86), fallecida la tarde del lunes durante la protesta de vecinos en la avenida Miguel Ángel de Colinas de Bello Monte, y que fue repelida por la GNB y PNB.

Según la señora Mendible, su madre sufría de hidrocefalia adulta, tenía problemas cardíacos y cáncer de piel, lo que ameritaba que le hicieran curas interdiarias en las piernas.

Ella responsabiliza a los guarimberos que tenían obstáculos en la calle por no haber podido llevarla a una clínica. Ricarda González vivía con otra hija, en el apartamento 12, piso 2 del edificio Sele, y en el apartamento 10, del mismo piso, reside Almeris Mendible.

Relató que su madre almorzó al mediodía, la llevaron a su cuarto en su silla de ruedas y a la 1:00 de la tarde la encontraron levantada de la silla y con una crisis.

La señora estaba morada, unos vecinos que son médicos dijeron que la anciana había sufrido un ACV pero no le hicieron autopsia para determinar la causa de muerte.

“No quiero espectáculo con la muerte de mi madre. Yo tuve que llamar a la camarada Nelly, que trabaja con Gerardo Blyde, para que me ayudara a retirar a esos guarimberos de aquí”, dijo.

Sin embargo, otros vecinos aseguraron que la PNB y la GNB repelieron con gases lacrimógenos durante todo el día, hasta las 6:00 de la tarde, a los manifestantes que venían desde Chacaíto y también los que se agregaron de la urbanización.

Lacrimógena colectada por un vecino en Bello Monte (Foto cortesía)

Este martes a las 10:00 de la mañana persistía en apartamentos y locales comerciantes el olor a gas que provocaba picor en los ojos.

Señalaron que la señora Mendible es oficialista, y no le da importancia a los gases tóxicos, a pesar de que todo el mundo fue testigo de que las fuerzas públicas arrojaron bombas durante toda la tarde afectando a muchos vecinos y mostraron las fotografías que lo demuestran.

“Ella es representante del chavismo y está agradecida con ellos porque la Misión Barrio Adentro pintó y reparó el edificio Sele”, contó un vecino que prefirió no dar su nombre por temor a que la dama le haga un reproche.

El vecino José Ignacio Carpio dijo que contó aproximadamente 18 bombas lacrimógenas. “Cada vez que pasaba el helicóptero, arreciaba el ataque. Los negocios cerraron, los gases se metían a los apartamentos. Todavía tengo la garganta afectada, eso que cerré puertas y ventanas”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.