Foto Referencial
COMPARTE

Un joven trujillano, de 19 años de edad, que había emigrado de su estado natal para trabajar como “carretillero” en la frontera, murió este lunes, antes del mediodía, tras sufrir una caída del autobús en el que se dirigía a San Antonio del Táchira, vehículo que a su vez lo arrolló, suceso que ocurrió un poco más adelante de la alcabala de Peracal.

Incrédulos aún por la trágica muerte de Frank David Araujo Perdomo, quien dejó una niña de año y medio huérfana, sus familiares se reunieron este martes en la morgue del Hospital Central de San Cristóbal para reclamar su cadáver.
Un hermano de la víctima explicó que a Frank David le ofrecieron un trabajo como “carretillero” en la frontera y, debido a la situación económica que agobia a los venezolanos, no lo pensó dos veces para hacerse de una carretilla y, junto a su esposa, movilizarse hasta el Táchira y de allí a San Antonio.

“Ellos salieron de Trujillo, el domingo en la noche, llegaron aquí (San Cristóbal) el lunes en la mañana y en el mismo terminal de La Concordia, pese a la inmensa cola que había, como a las 9:00 de la mañana, para viajar a la frontera, unas 500 personas, lograron subir a un bus. Pero, al igual que los demás autobuseros, este no le dio chance de montar la carreta en el maletero; todos los conductores estaban malgeniados y apurados por salir”, narró.

Agregó que a Frank no le quedó otra alternativa que subir la carreta al bus, y por eso también le iban a cobrar.

“La esposa sí se pudo sentar, pero a él le dijo el chofer que, al igual que alrededor de 20 personas más, debía ir de pie, en el pasillo.Me dijeron que el bus iba de lado, doblado con tanto peso. Llevaba exceso de pasajeros, exceso de velocidad y, de paso, maltratando verbalmente a la gente, que le pedía que no corriera”, refirió el muchacho.

Leer más en La Nación

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.