(Foto referencial)
COMPARTE

Producto de las lesiones que sufrió al ser golpeado y asaltado cuando regresaba a su domicilio en el sector La Acequia, de Antimano, murió Juan Carlos Campos, un carpintero de 31 años que llegó hace dos años de Punta de Mata a trabajar en Caracas.

Este miércoles su esposa Ana Arveliz estaba en la morgue retirando los restos para trasladarlos al estado Monagas, donde vive ella con sus dos hijas, de siete y ocho años.

Campos trabajaba en una constructora con sede en Santa Mónica y en una frutería en Antimano, para poder costear los gastos de su familia. Era un buen padre, responsable con sus obligaciones. “No entiendo porqué le hicieron eso si el más bien evitaba los problemas”.

El domingo durante el día el carpintero mantuvo contacto telefónico con su esposa, habló con sus hijas y con su madre. La esposa conversó con el a las 5: 00 p.m. y se quedó esperando la próxima llamada que le ofreció Campos para las 7:00 p.m.

Ella trató de contactarlo esa noche y no pudo. Se comunicó con una vecina, quien le manifestó que no sabía de el. Al caer la noche lo encontraron en el fondo del barranco, en la vía hacia su casa. Había sido despojado de sus pertenencias y estaba golpeado en la cabeza.

La vecina lo ayudó a llegar a su casa, donde vivía, solo, alquilado, lo acostó y le avisó a la esposa.

A las 6 a.m. del lunes Ana Arveliz llamó a la vecina para preguntarle como seguía su marido, y le pidió que lo trasladara a un hospital.

De acuerdo con el reporte del hospital Pérez Carreño, Campos fue ingresado a las 10:50 a.m y los médicos dijeron que tendría aproximadamente 10 minutos de haber fallecido.

Las personas que lo agredieron le robaron una cadena y otras pertenencias. Su esposa piensa que si lo hubieran llevado a tiempo al hospital estaría con vida.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.