Elízabeth Alambarrio protestó enérgicamente el cierre de El Carabobeño. Foto Angel Chacón

Extrovertida, muy jovial, siempre alegre. Así era Elizabeth Alambarrio, la secretaria de administración, de la gerencia y también de la vicepresidencia de El Carabobeño, quien falleció este domingo a la edad de 56 años.

En los más de 30 años que laboró en El Carabobeño ocupó el cargo en tres departamentos gerenciales. Su capacidad de trabajo siempre fue una de sus virtudes.

María Luisa Ortiz la recuerda como una persona fuera de serie. Trabajadora excelente, colaboradora, servicial y buena amiga.

Elizabeth ponía el corazón en todo lo que hacía. Para protestar contra el cierre de El Carabobeño, su empresa, no escatimó esfuerzos. Elaboró pancartas, se apoderó de pitos y vuvuzelas en las marchas y concentraciones. También se movilizó a Caracas a denunciar la agresión contra el medio más antiguo de Carabobo. Siempre con la convicción de que un atropello como ese no se se podía permitir.

Viajera por naturaleza, se empeñó en conocer la geografía de su país. “Era lo que más le gustaba y siempre contaba sus anécdotas”, recuerda María Luisa Ortiz.

Hace poco más de un año le fue descubierta una penosa enfermedad, la cual enfrentó con valentía y esmero. Hoy murió luchando, pero en paz.

A Elizabeth la sobreviven seis hermanos, a quienes desde El Carabobeño enviamos nuestras sentidas palabras de condolencia.

El cuerpo será velado a partir de las 3:00 p.m. en la funeraria La Alianza, en la avenida Universidad de Naguanagua, sector La Campiña.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.