(Foto referencial - El Comercio)
COMPARTE

El taxista Pablo Valentino Linguanti Rodríguez (37) recibió un disparo en la cabeza, perdió el control y chocó su carro Daewoo color blanco contra la defensa en la Autopista Regional del Centro, antes de Tazón, cerca de la bomba de gasolina, vía Maracay.

Linguanti vivía en San Martín con su esposa y su hija de 3 años, y acostumbraba a transportar clientes fijos, pero le prestó el servicio a una pareja (hombre y mujer) en un sector de El Paraíso.

A 200 metros lo obligaron a detenerse y se montaron otros dos hombres, según han observado las autoridades en unas cámaras de seguridad.

Al registrarse el choque, los cuatro pasajeros resultaron heridos, a la mujer la ubicaron las autoridades en el hospital Pérez Carreño, donde fue detenida, la interrogaron y contó lo ocurrido. Dos de sus acompañantes, entre ellos el autor material del crimen, están detenidos y falta uno.

Un familiar contó que Linguanti era un hombre muy responsable, no bebía, no fumaba y no se ausentaba del hogar. Acostumbraba a llegar a su vivienda al mediodía, su esposa lo estuvo llamando toda la tarde y la noche y el celular estaba apagado. Un amigo que les prestó la colaboración fue a la morgue de Bello Monte y lo reconoció.

Debido a la inseguridad, el taxista no prestaba servicio a desconocidos, pero suponen que se confió al ver que era una pareja.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.