El balear también vivió una situación inusual en la cancha. EFE.

El español Rafael Nadal avanzó a la tercera ronda del Abierto de Australia, tras superar al estadounidense Michael Mmoh por 6-1, 6-4 y 6-2, después de ofrecer una vez más un práctico saque -menos potente- para evitar las molestias de espalda.

“No conocía a esa mujer y espero no conocerla”, afirmó Nadal en la pista al finalizar el partido, refiriéndose a la insólita escena que se vivió. “Siempre intento ser mejor, ha sido una noche muy positiva. Es muy bueno que sea capaz de superar los partidos en tres sets”, comentó tras su victoria que se acercó a las dos horas de duración.

Una mujer del público le sacó el dedo medio al jugador español, como gesto de desprecio después de que mirara al sector de la grada donde ella se encontraba, antes de realizar el movimiento de saque. Todo esto, mientras el juez de silla intentaba instaurar silencio en dicho sector de la cancha.

El incidente sucedió en el décimo juego del segundo set, cuando el marcador lucía un 5-4 a favor de Nadal. La aficionada en cuestión fue expulsada de Melbourne Park tras la conclusión del punto, no sin antes dedicar otras “peinetas” más al número dos del mundo.

El balear no se descentró tras el incidente y solventó aquel juego, y el segundo set, por mediación de tres saques directos que sirvieron para poner más tierra de por medio en el marcador.

Sirvió a una media de 180 kilómetros por hora y llegó a ejecutar algunos saques que se acercaron a los 200 kilómetros, durante una primera manga que cerró por 6-1 en menos de media hora, tras convertir los dos puntos de rotura que tuvo a su favor.

En el último set, el tenista de Manacor intimidó el servicio de Mmoh cuando el marcador lucía un empate a dos, después de convertir un nuevo punto de ‘break’ con una pasante de derecha que generó una animada ovación, a pesar de que la hora se acercaba muy de cerca a la medianoche en Melbourne.

Mmoh, quien cuenta con pasaporte estadounidense y australiano a pesar de haber nacido en Arabia Saudí, recibió una nueva rotura que acabó de hundir sus esperanzas esfumadas de superar al campeón de la edición de 2009, tras el 6-2 definitivo.

Nadal certificó su pase a la tercera ronda en Melbourne Park por decimoquinta vez, consiguiendo mantener a cero el número de derrotas acumuladas en encuentros de segunda ronda a orillas del Yarra.

Salió vivo una vez más, como el mismo definió tras superar la primera ronda, a pesar de las molestias de espaldas que le impiden sacar al cien por cien de sus posibilidades, y tendrá más tiempo para encontrar la solución que le haga retomar las buenas sensaciones que experimentó durante la pretemporada.

Su rival se conocerá tras la conclusión del partido que enfrenta al británico Cameron Norrie con el ruso Roman Safiullin en una de las pistas exteriores de Melbourne Park.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.