Nadal afirmó que su victoria ante Thiem supone ganar un título en el torneo más importante del año./Foto: AFP

El español Rafa Nadal, ganador este domingo de su undécimo título de Roland Garros al derrotar en la final al austríaco Dominic Thiem, calificó su logro como algo “casi único”.

“Es algo casi único. No me gusta decirlo a mí, pero ha pasado, y estoy agradecido a la vida por ello. Ganar once veces aquí es mucho”, se congratuló el número 1 del mundo en conferencia de prensa.

Nadal afirmó que su victoria ante Thiem “supone ganar un título más en el torneo más importante del año (para él)”.

“Pase lo que pase, el año va a ser muy bueno. Te asegura el Masters prácticamente. Todo se reduce a la ilusión que hace ganar Roland Garros”, añadió el mallorquín.

Nadal recordó el momento de incertidumbre vivido por los calambres en su mano izquierda en el tercer set: “En aquel momento de tensión claro que piensas (en abandonar), pero no te voy a engañar, no me hubiera ido de la pista. Tenía dos sets de margen para que se me pasara”.

Nadal, de 32 años, reconoció que con los años “uno entiende los momentos en que uno puede apretar y otros en que descansar física y mentalmente”.

Más de lo que soñó 
“Es cierto que en mi carrera gané más de lo que soñé, pero también viví momentos duros, con lesiones”, explicó Nadal. “Tengo 32 años y así me siento. No se puede luchar contra la edad (…) Si me decían hace siete años que estaría aquí con el trofeo hubiera dicho que era imposible”, confesó, antes de profetizar; “jugaré hasta que mi cuerpo resista y mientras el tenis me haga feliz”, afirmó en una conferencia de prensa a rebosar de periodistas, en la que Nadal apareció portando la Copa de los Mosqueteros en sus brazos.

Nadal, que levantó su 17º Gran Slam, está ahora a tres ‘grandes’ de alcanzar el récord del suizo Roger Federer, una posibilidad que no obsesiona a Nadal.

“¡No puedo estar siempre pensando en más, dejadme disfrutar de este momento! Uno puede sentirse frustrado, en el deporte y en todos los ámbitos, si está pensando que los demás tienen más que él”, comentó el español.

No obstante, Nadal reconoció que el 17 “es un número fantástico”.

Nadal valoró el partido de su rival de este domingo, que le había ganado en 2017 y 2018 en tierra batida, en los Masters de Madrid y Roma respectivamente, y negó que al joven austríaco de 24 años le pudiese la presión.

“Thiem sólo se salió del partido en el final. Gané el segundo set con un solo break de diferencia. Jugué un partido tácticamente muy bueno”, concluyó.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.