Foto: AFP

Novak Djokovic salió vencedor de un bello combate frente al japonés Kei Nishikori el viernes (2-6, 6-1, 6-3) para alcanzar su primera semifinal de la temporada, frente a Rafael Nadal, un clásico en el Masters 1000 de Roma.

Nadal y Djokovic se han enfrentado en 50 ocasiones desde el inicio de sus carreras y el serbio lidera por 26 victorias a 24.

Pero Nadal será el gran favorito el sábado teniendo en cuenta los resultados de ambos jugadores esta temporada, sobre todo en tierra batida.

El serbio vive una temporada complicada y el resultado obtenido el viernes, y la manera empleada para lograrlo, le harán bien, cuando Roland Garros comienza en diez días.

Djokovic podría haberse entregado tras una primera manga casi perfecta de Nishikori, que jugaba a un ritmo demasiado elevado para el serbio versión 2018.

El resultado de los dos sets siguientes podría dejar pensar que el serbio, que ha caído al puesto 18 del mundo, su peor clasificación desde octubre de 2006, dominó después. Pero cada juego fue terriblemente disputado.

“Había mucha emoción. He dado todo, he luchado. Quiero dar las gracias a todo el público”, declaró Djokovic tras el partido.

“Contra Nadal será duro para mí físicamente, incluso si es verdad que no he jugado mucho estos últimos meses. Pero me siento bien”, aseguró.

Nadal ganó a Fognini 

En su partido de cuartos de final, Nadal batió al local Fabio Fognini, aunque dejándose un set (4-6, 6-1 y 6-2).

Ante el ídolo local, una pérdida de concentración cuando dominaba 4-1 le costó ceder el primer set, en una hora exacta.

Pero después Nadal levantó la cabeza y metió la velocidad de crucero para dominar a Fognini, que cometió muchos errores (39) y tuvo problemas en la rodilla izquierda en el tercer set.

“En el primer set hemos jugado los dos bien y hubo un tenis de buena calidad. Con 4-1 para mí, él jugó agresivo, golpeó la bola pronto e hizo muchos golpes ganadores”, explicó el número 2 mundial.

“Yo tenía el sentimiento de haber desaprovechado una oportunidad. Me encontré bajo presión y cometí varios errores. A continuación fui más agresivo en el golpe de derecha y el partido cambió con un break rápido en el segundo set que me dio confianza”, añadió.

Fognini, que lamentó que el partido se jugara a mediodía, se alegró por “haber empujado al límite al jugador más fuerte de la historia en tierra”.

Siete veces campeón en las pistas del Foro Itálico, Nadal no había alcanzado las semifinales de Roma desde 2014. No ha perdido ninguna semifinal de las que ha disputado en la capital italiana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.