Foto: Archivo
COMPARTE

El español Rafael Nadal se acercó a dos victorias de su ansiado décimo título en Roland Garros tras ganar este miércoles en apenas 51 minutos, esta vez en cuartos de final contra su compatriota Pablo Carreño, que abandonó por lesión cuando iba ya perdiendo 6-2 y 2-0.

En las semifinales del viernes, Nadal, cuarto del mundo, tendrá como rival al austríaco Dominic Thiem, séptimo de la ATP, que derribó al número 2 y vigente campeón en París, el serbio Novak Djokovic, con un 7-6 (7/5), 6-3 y 6-0.

“No es la mejor manera de clasficarse, sobre todo porque fue ante un amigo. Lo siento por él. Estas cosas pasan”, declaró Nadal sobre la lesión de Carreño, explicando que él ya tuvo un problema abdominal en 2009 con el que disputó mermado físicamente el Abierto de Estados Unidos.

Carreño se quejó de un dolor abdominal en la parte izquierda tras perder el primer set contra un Nadal muy sólido. Había empezado a sentir pinchazos en la zona cuando sacaba con 5-2 en contra.

Fue primero atendido tumbado sobre la pista y luego se retiró unos instantes a los vestuarios, de donde regresó con un gran apósito en la zona. Continuó dos juegos más, antes de decidir renunciar.

“Vi que no podía jugar así. Intentar ganar a Rafa sin poder sacar bien o sin estar al 100% es demasiado complicado. Preferí no agravar el daño”, explicó Carreño, que cree que tiene sobrado motivos para “sacar cosas positivas” de este Roland Garros tras su buen recorrido.

Carreño, número 21 del mundo, puso fin a su aventura en Roland Garros, donde consiguió el mejor resultado de su carrera en un Grand Slam, tras su espectacular victoria en cinco sets ante el canadiense Milos Raonic, sexto del ránking.

En ese partido tuvo que batallar durante más de cuatro horas. Contó con un día extra de recuperación, después de que este partido ante Nadal fuera retrasado del martes al miércoles por la lluvia, pero el dolor terminó con cualquier esperanza de dar la gran sorpresa.

Nuevo récord 

Nadal continuó con su paseo triunfal en su torneo favorito, donde ha levantado el trofeo nueve veces y donde casi todos le señalan como el gran favorito de esta edición, en un año en el que solo ha perdido un partido sobre tierra, precisamente contra Thiem en los cuartos de Roma.

En esta edición, cedió apenas un juego en tres mangas en la tercera ronda contra el georgiano Nikoloz Basilashvili y en octavos de final arrolló al español Roberto Bautista, número 18 del mundo, por 6-1, 6-2 y 6-2.

Contra Carreño solo perdió dos juegos antes del abandono y consiguió romper el servicio de su rival en todas las ocasiones, un total de cinco, por los problemas que tenía el asturiano para sacar con garantías.

En total, Nadal se ha plantado en semifinales este año en Roland Garros habiendo perdido únicamente 22 juegos, su mejor registro hasta ahora en el torneo, rebajando en tres el dato que había logrado en 2008.

“A veces no sabes si es mejor llegar a semifinales habiendo jugado mucho o habiendo jugado poco. Lo veremos el viernes”, estimó Nadal.

“Lo que sé es que llevo seis meses jugando bien. He jugado bien todo el torneo, tengo buenas sensaciones. Hasta el momento no me puedo quejar de nada”, aseguró.

Nadal ya había derrotado a Carreño en sus tres confrontaciones anteriores, sin perder ningún set en los dos duelos que habían disputado en tierra batida, ambos en Rio de Janeiro (2015 y 2016).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.