Foto: USA TODAY Sports

Los Celtics perdieron a Gordon Hayward el primer día, Kawhi Leonard solo disputó nueve encuentros con los Spurs y peligra la participación de Stephen Curry en primera ronda de los playoffs: esta campaña las lesiones de gravedad golpearon a la NBA y podrían ser decisivas de cara al anillo.

El primero en caer fue Hayward. El alero estrella de Boston, recién aterrizado en la ciudad de Massachusetts, sufrió una fractura de tibia y se dislocó el tobillo en el encuentro que estrenaba la temporada.

Lo que prometía ser un espectáculo dentro de una nueva rivalidad, con Kyrie Irving enfrentándose a su exequipo y a LeBron James y Hayward jugando sus primeros minutos con su nueva camiseta, después de abandonar Utah en la agencia libre, se tornó en una pesadilla que fue solo un augurio de lo que estaba por llegar.

Hayward no pudo volver a jugar esta temporada y nadie espera que regrese de cara a los playoffs. Las lesiones se cobraron a su primera víctima, el primer día, a los pocos minutos de arrancar la temporada. Como si de una profecía se tratara.

Antes de ello, Boston aspiraba a acabar con la hegemonía de los Cavs, finalistas en las últimas tres temporadas, en la Conferencia Este. Su sueño se vio truncado de raíz. Ahora, aunque conserva el segundo puesto, también sufre por el estado físico de Irving, ausente en los últimos partidos y que se ha sometido a una “mínima” intervención quirúrgica para intentar aliviar sus dolores en la rodilla izquierda.

 De favorito a MVP a misterio sin resolver

Mientras la de Hayward fue la lesión más grave de la temporada, la de Kawhi Leonard es la más misteriosa. El alero de los Spurs, uno de los máximos favoritos a hacerse con el premio al Jugador Más Valioso de la temporada, solo jugó nueve partidos esta campaña y nadie sabe si volverá a saltar a las canchas en las próximas semanas.

Leonard, una estrella diferente de la liga, parco en palabras, tímido y reservado, se perdió las primeras semanas debido a una tendinopatía en el cuádriceps derecho que sufrió el año pasado. Parecía recuperado, disputó nueve encuentros… y desapareció.

Como un mago que ejecuta su truco a la perfección, poco o nada se sabe de él desde enero. Los medios americanos hicieron eco del distanciamento entre el alero y la franquicia, pues Leonard pidió diferentes opiniones entre expertos a lo largo y ancho del país y que no juega porque no se siente cómodo, a pesar de recibir el alta médica.

Su caso, a poco más de dos semanas para que comiencen los playoffs, es un misterio por resolver pero las aspiraciones de los Spurs siempre pasaron por tener a su plantilla sana y, con el ala-pívot LaMarcus Aldridge abandonando la cancha el martes ante los Washington Wizards por una lesión en su rodilla, incluso su participación en la postemporada peligra, 20 años después.

 Un campeón en cuadro

Con Kawhi y Aldridge en forma los Spurs aspiraban a dar guerra a los Warriors, ganadores de dos de los últimos tres anillos y máximos favoritos a revalidar su título. Pero Golden State tiene a su peor enemigo en casa. No en vano, en los últimos encuentros, los de la Bahía de Oakland no pudieron contar con ninguno de sus cuatro All-Stars, aquejados de diferentes molestias físicas.

Curry se perderá al menos la primera ronda de los playoffs por un esguince de grado II en su rodilla izquierda, Kevin Durant sufrió una fisura en una costilla, Klay Thompson tiene problemas en un pulgar y Draymond Green estuvo entrando y saliendo del equipo por una contusión.

Hayward, Leonard o Curry son solo tres nombres de una larga lista. DeMarcus Cousins, de los New Orleans Pelicans, o Kristaps Porzingis, de los New York Knicks, dijeron adiós a la temporada hace semanas lesionados de gravedad. También el base estrella de los Memphis Grizzlies, Mike Conley.

Como un virus, las lesiones se propagaron por la liga desde el primer día, a una rapidez que no se recuerda, cambiando por completo el panorama de la liga. Los entrenadores ya no miran a su banco en busca de respuestas, lo hacen en la enfermería. Una que está llena de estrellas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.