La NBA busca alternativas para llenar sus campos de juego. / Foto archivo

La NBA dio un pequeño paso hacia la reanudación de su temporada este viernes con la apertura de sus instalaciones de entrenamiento bajo estrictas medidas de seguridad, aunque solo dos de los 30 equipos se reactivaron.

En su objetivo de retomar la competición, suspendida el 12 de marzo por la pandemia de COVID-19, la liga tomó otras decisiones este viernes en esa dirección.

Por un lado, la NBA comunicó a sus jugadores que sigue trabajando en la idea de concentrar los partidos en una o dos ciudades “burbuja” y por otro autorizó que algunos equipos puedan comenzar a hacer tests de coronavirus regularmente a toda su plantilla, un paso considerado clave para cualquier escenario de regreso de los juegos.

La cautela sigue imperando en la NBA. Alrededor de la mitad de las 30 franquicias tenían la oportunidad de reabrir sus instalaciones este viernes para que aquellos jugadores que lo desearan se ejercitaran individualmente, pero únicamente lo hicieron dos de ellas, Cleveland Cavaliers y Portland Trail Blazers.

“Es genial estar de vuelta”, escribió el alero turco de los Cavaliers Cedi Osman en una fotografía suya en la cancha subida a Instagram.

“Fue maravilloso”, dijo de su lado el ala-pívot Larry Nance Jr., que explicó al diario The New York Times que trabajó durante 90 minutos levantando pesas y lanzando tiros mientras sus compañeros Osman, Kevin Love y Ante Zizic practicaban en canastas separadas.

Alrededor de la mitad de los equipos no estaban autorizados a reabrir las puertas ya que se encuentran en estados donde los protocolos de prevención frente a la pandemia de COVID-19 impiden estas actividades deportivas.

Otros equipos, en cambio, eligieron dejar la vuelta a los entrenamientos para la próxima semana o incluso más allá.

Los jugadores que participen en estas prácticas deben seguir un estricto protocolo que incluye la toma de temperatura a su llegada y el uso de mascarilla salvo cuando estén haciendo ejercicio físico.

 Ciudades “burbuja”

Este viernes, el comisionado de la NBA, Adam Silver, sostuvo una conferencia telefónica con los jugadores para resolver dudas sobre el futuro de la temporada, de la que restan por jugar 259 partidos y los playoffs.

Según informaron medios estadounidenses, Silver confirmó a los jugadores que mantiene la idea de concentrar a los equipos en una o dos sedes, citando específicamente a Orlando y Las Vegas, para evitar así los continuos viajes y facilitar la protección de los jugadores frente al virus.

La liga baraja este escenario desde hace semanas y ha recibido ofrecimientos de hoteles de Las Vegas y el complejo Disney World de Orlando.

Sin embargo, la idea ha generado recelos entre los jugadores, según explicó horas antes de esa conferencia Michele Roberts, directora ejecutiva de la Asociación de Jugadores de la NBA.

Roberts dijo a ESPN que, en un principio, sus representados recibieron con interés la idea de la ciudad “burbuja” pero que posteriormente fueron expresando escepticismo a medida que se les informaba de las estrictas medidas de aislamiento en las que tendrían estar durante semanas.

Sobre el futuro de la temporada, Silver avanzó a los jugadores que la decisión de si se retoma la campaña o se cancela puede que no se tome en mayo ni a principios de junio, según reportó el periodista de ESPN Adrian Wojnarowski, que dijo haber accedido a un audio de la charla.

El comisionado también hizo saber a los jugadores que, en caso de que regresen los juegos antes de que haya una vacuna contra el coronavirus, probablemente será sin aficionados en las gradas, lo cual le costaría a la liga alrededor del 40% de sus ingresos totales, señaló el periodista.

“Este podría convertirse en el mayor desafío de nuestras vidas”, dijo Silver en la conferencia, según Wojnarowksi.

 Tests de coronavirus regulares

Uno de los grandes desafíos que tiene la NBA para que retomar de forma segura los entrenamientos en grupo y, eventualmente, los partidos es el del acceso a las pruebas de COVID-19.

La liga no quiere dar la impresión de que tiene un acceso privilegiado a estos tests mientras en áreas de Estados Unidos todavía existe cierta escasez para la población.

La NBA recomendó la semana a sus equipos que no sometan a tests a jugadores que no presenten síntomas de la enfermedad, pero este viernes ESPN dijo que se permitirá que los equipos que vayan retomando los entrenamientos administren tests a jugadores y empleados asintomáticos.

Wojnarowksi citó a los Orlando Magic y a los dos equipos de Los Ángeles (Lakers y Clippers) como franquicias que tendrán esta posibilidad gracias a que sus localidades cuentan ya con suficientes tests para la población.

Según reportó ESPN en días pasados, la NBA estima que necesitaría aplicar unos 15.000 tests para completar la temporada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.