Se desconoce si el futbolista podrá disputar el choque de vuelta contra los culés. Foto (Archivo).

El brasileño Neymar no estará disponible durante unas cuatro semanas por una lesión muscular, siendo imposibilitada la opción de disputar el partido de ida de octavos de final de la “Champions League”, contra el FC Barcelona.

El atacante estrella del París Saint-Germain (PSG) sufrió la lesión a causa de una dura entrada que recibió este miércoles, durante un encuentro de la Copa de Francia contra el Caen.

Las pruebas médicas a las que fue sometido en la jornada de hoy muestran una lesión del aductor mayor izquierdo. “Se prevé una indisponibilidad de unas cuatro semanas, en función de la evolución”, señaló un breve comunicado del club.

La historia se repite y cuando la temporada se acerca a los momentos decisivos, el París Saint-Germain parece condenado a vivir pendiente de Neymar, ya que si bien no jugará el próximo martes contra el Barça, tal vez sí podría llegar al partido de vuelta del próximo 10 de marzo.

Como en sus dos primeras temporadas en París, el jugador más caro de todos los tiempos vuelve a centrar las miradas, de un club que tiene depositadas en sus espaldas las esperanzas de crecer en Europa.

El jugador se lesionó en un partido de Copa de Francia, un duelo banal, de esos en los que los jugadores tienen que arremangarse para lograr victorias que se dan por sentadas. Con el aductor dañado, abandonó el campo del Caen, equipo de segunda división, con el rostro desencajado y el reflejo en la mirada del miedo a una nueva ausencia cuando la temporada apela a la excelencia.

Con la baja ya confirmada del argentino Ángel di María, sin Neymar el PSG pierde a sus dos mejores hombres a lo largo del 2021 y quedaría en manos de un Kylian Mbappé, menos brillante a estas alturas de la temporada y, sobre todo, más transparente en los duelos de quilates.

Por eso, la salud del brasileño cobra todavía más importancia en una temporada en la que el PSG parecía haber atesorado la mentalidad ganadora necesaria, para dar el salto definitivo en Europa.

Con la llegada del argentino Mauricio Pochettino a la dirección técnica, el equipo ha ganado en confianza y el bloque parece conjurado para afrontar a los grandes, una mentalidad que deberá ahora superar una prueba que en el pasado les limitó: vivir pendientes de Neymar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.