(Foto Referencial)

Presuntamente por intentar hacer cumplir la resolución 114, emanada del Ministerio de Educación, una representante del Colegio María Auxiliadora recibió como represalia que le expulsaran a su hijo menor de edad.

La representante, María Alejandra Solórzano Landa, narró que el pasado 15 de julio recibió una llamada por parte de la directora del plantel, Lila Hernández, quien la citó para una reunión el 17, para tratar un asunto institucional.

Ella llegó a la hora pautada y la directora le informó que esa es una institución privada, por lo que había decidido revocarle el contrato de estudios de su hijo. Acto seguido, intentó entregarle los documentos del menor que tiene ocho años en la institución.

Solórzano Landa le indicó a Hernández que no puede expulsar al niño, porque tiene excelente rendimiento académico, buena conducta y además tiene condición de Asperger. Ninguno de estos argumentos fue valedero para hacer desistir a la directora de su decisión e insistió entregarle los documentos del menor, pero ella no los aceptó para no darse por notificada y hacer la denuncia ante los órganos pertinentes.

María Alejandra Solórzano Landa aseguró que el dueño del colegio, Enrique Paruta, todos los años aumenta las mensualidades a discreción, pero esta vez ella lidera un grupo de representantes que intenta que esto no siga ocurriendo. Lo hizo por considerar que las condiciones del plantel no son las más idóneas para que los estudiantes reciban una educación de calidad.

Solórzano explicó que la resolución 114 establece que la inscripción no puede ser superior a una mensualidad. Desde el año pasado los representantes acordaron en asamblea que las mensualidades quedarían en 15 dólares. Pero, por decisión del dueño del colegio, los representantes deben cancelar ahora de 15 a 30 dólares más una inscripción de 50 dólares y adicionalmente se les está obligando la cancelación de un seguro escolar de 15 dólares, aun cuando los estudiantes no están asistiendo a la institución, para un total de 95 dólares.

La denunciante comentó que el año pasado Paruta se negó a presentar la estructura de gastos a los representantes; solo les mostró una hoja Excel donde estaba reflejado los gastos, pero se negó a presentar los soportes. Les sugirió que se guiaran por esa hoja y “al que no le gustara se podía llevar a su muchacho del colegio”.

En vista de toda esta situación Landa comenzó a recoger firmas para hacer la denuncia ante el SUNDDE y ante la Zona Educativa. Por eso, considera que la expulsión de su hijo obedece a estas acciones que ella está llevando a cabo. Piensa, que lo hacen como una manera de amedrentar al resto de los representantes que no quieren que se aumentes las mensualidades.

Por lo pronto, ya hizo la denuncia ante el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente, el cual citó este lunes 23 de julio a la directora del colegio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.