(Foto cortesía)
COMPARTE

“Corrí muy rápido, pero yo no hice nada. Me quedé parado. Allí me agarraron, me golpearon, me amarraron con una tira y me tiraron una bomba en la espalda”, relató a los médicos el niño Wayúu presuntamente torturado por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en medio de protestas.

Como Freddy González fue identificado el niño de 11 años. El hecho ocurrió alrededor de las 9.00 p.m del pasado miércoles 16 de mayo en el barrio Sambilito de la zona norte de Maracaibo. El menor reveló que trató de correr para alejarse de los militares, pero lograron alcanzarlo.

Vecinos del barrio 4 de Abril encontraron al niño. En un video difundido por las redes sociales, se apreció el rostro horrorizado del menor, que entre dolor y desesperación, lloraba por las lesiones ocasionadas por una bomba lacrimógena que lastimó parte de su cuerpo.

El niño Wayúu se encontró con su mamá Deisy González, quien fue notificada vía Telefónica de lo ocurrido, gracias a una de las personas que lo ayudó. Aseguró que su hijo no estaba protestando. “Él no se manda solo”, dijo desconsolada.

Al diario La Verdad, la señora detalló que los guardias nacionales lo tiraron al suelo, luego le pusieron la pierna encima y lo amarraron con el mismo suéter que vestía. Después lo quemaron con una bomba y según sus palabras, lo botaron como un perro en el barrio 4 de Abril.

La mujer no pudo trasladarlo a un centro de salud por ser de bajos recursos. Pero horas después fue llevado a la clínica Amado del Zulia, gracias a la periodista de NTN24, Idania Chirinos, quien logró conseguir atención médica para el menor. Allí, Freddy ofreció declaraciones en presencia de la fiscal Nadia Pereira de la Fiscalía Nacional número 35 de Maracaibo, médicos que le atendieron y su madre.

17% de su cuerpo quedó marcado por quemaduras de primer y segundo grado, producto del artefacto en su espalda. Su progenitora contó que antes de ser traslado a la clínica, el niño no podía dormir y sufría un fuerte dolor de cabeza y malestar en la garganta.

En las muñecas de Freddy González quedaron las marcas del episodio inhumano que le hicieron pasar por las ataduras, producto del desespero al tratar de quitarlas. El líquido de la bomba lacrimógena que le colocaron, le afectó no sólo la espalda sino también los brazos.

JUSTICIA

El abogado especializado en derecho penal, Jesús Vergara, explicó que de comprobarse el hecho de Freddy González (11), los efectivos de la GNB partícipes de la tortura al menor, podrían ser condenados entre 13 y 23 años de cárcel.

El especialista acentuó que el delito tiene el agravante de que se trata de un menor y que el caso está fuera de todos los estándares nacionales e internacionales de derechos humanos, a los que Venezuela está suscrita.

Vergará citó el artículo 18 de la Ley Especial para Prevenir y Sancionar la Tortura y otros Tratos Crueles Inhumanos o Degradantes, el cual reza que el funcionario público o funcionaria pública que someta o inflija trato cruel a una persona sometida o no a privación de libertad con la finalidad de castigar o quebrantar la resistencia física o moral de ésta, genere sufrimiento, daño físico o psíquico, será sancionado o sancionada con pena de 13 a 23 años de prisión.

El penalista resaltó del mismo artículo que además de los años de cárcel, se le añade la inhabilitación para el ejercicio de la función pública y política por un período equivalente al de la pena decretada. Tanto la inhabilitación del ejercicio de la función pública como política no estarán sujetas a rebaja alguna, comentó muy seguro.

El caso está a cargo de la Fiscalía Nacional número 35 de Maracaibo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.