El exmandatario panameño permanece en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos del estatal Hospital Santo Tomás, de la capital. (Foto EFE)
COMPARTE

El exgeneral panameño Manuel Antonio Noriega, de 83 años, cumplió este lunes una semana en cuidados intensivos tras ser operado de un tumor cerebral benigno el pasado día 7 y sus familiares decidieron no dar declaraciones hasta que haya cambios en su estado de salud.

“Todo sigue igual en cuanto a su condición médica. No daremos declaraciones hasta que haya un cambio”, indicó a Efe en un escueto mensaje telefónico el abogado de Noriega y portavoz designado por la familia, Ezra Ángel.

Estaba previsto que Ángel compareciera ante los medios este lunes, como hizo diariamente desde que el exdictador fue intervenido la semana pasada, pero finalmente decidió no dar declaraciones.

A Noriega, que gobernó Panamá de facto entre 1983 y 1989, le extirparon un tumor el 7 de marzo pero presentó una hemorragia cerebral y tuvo que volver a ser intervenido ese mismo día.

Desde entonces, permanece en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos del estatal Hospital Santo Tomás, en la capital panameña.

Noriega fue ingresado el pasado día 6 procedente de la casa de su hija Sandra, como autorizó la Justicia local al otorgarle un arresto domiciliario temporal para cumplir el proceso pre y postoperatorio dado su complicado cuadro médico.

Hipertensión, úlcera péptica y rinitis alérgica, así como problemas urológicos y neurológicos derivados de un accidente cerebro vascular, conforman el cuadro clínico de Noriega, según un informe oficial de diciembre de 2012.

Otro informe del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses reveló a mediados de 2016 que el exgeneral presentaba “un deterioro neurológico secundario al tumor cerebral” por lo que no era apto para acudir a un proceso judicial en ciernes, por la muerte en la década de 1970 del sindicalista Heliodoro Portugal, juicio que está suspendido.

El exdictador llegó a su país en diciembre de 2011 y fue recluido en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital panameña, para cumplir una serie de condenas que suman más de 60 años.

Entre ellas, destacan la desaparición y el homicidio del guerrillero izquierdista Hugo Spadafora, por la muerte del militar opositor Moisés Giroldi y por la denominada Masacre de Albrook, en 19809.

Noriega fue extraditado a Panamá tras cumplir más de 20 años de cárcel en Estados Unidos y Francia por narcotráfico y blanqueo.

Su abogado defensor dijo la semana pasada que, una vez que los médicos le den el alta, los jueces deberán decidir si extienden la medida de arresto domiciliario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.