Los mismos Cascos Blancos afirmaron en las redes sociales que tal crimen no fue cometido por el gobierno sirio si no por una banda criminal. (EFE)
COMPARTE

Siete miembros de la Defensa Civil Siria fueron asesinados por criminales comunes hoy en la localidad de Sarmin, en la provincia de Idleb, en el norte del país, informaron este cuerpo, conocido como los “cascos blancos”, y activistas.

Los atacantes irrumpieron esta madrugada en una sede de la Defensa Civil, le dispararon a los trabajadores en la cabeza, robaron sus equipos y se dieron a la fuga, según relató el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los “cascos blancos” afirmaron en las redes sociales que este ataque, “el más mortífero” que han sufrido sus miembros, no fue cometido por “el régimen, sino por una banda criminal”.

La Defensa Civil presta labores de rescate en áreas fuera del control de las autoridades sirias, por lo que está presente en Idleb, provincia que está en manos del Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda, y de otros grupos armados rebeldes e islámicos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.