Nueva etapa de diálogo estará determinada por intereses particulares de Washington
/ Foto: Cortesía (Jorge Rodríguez en Twitter)

Una nueva ronda de diálogo entre el gobierno y la Plataforma Unitaria parece inminente, sobre todo luego de los anuncios estandarizados de los jefes de las delegaciones, Jorge Rodríguez y Gerardo Blyde, en un encuentro celebrado el 17 de mayo.

El asunto es que la situación de la oposición y del gobierno no es similar a la de agosto del año pasado, cuando inició esta negociación. Ambos actores volverán a la mesa en medio de las acciones desplegadas por el gobierno de Joe Biden que tiene un interés particular en el proceso.

Entrevistado por Tal Cual, el politólogo John Magdaleno, director de la Consultora Polity, expresa que las publicaciones de Jorge Rodríguez, también presidente de la Asamblea Nacional oficialista, y de Gerardo Blyde revelan que hay un clima favorable y no pierde de vista que hubo un acuerdo entre las partes para comunicar el reciente encuentro, con lo cual las conversaciones lucen avanzadas, aunque ello no garantiza que haya acuerdos futuros.

“Es una señal muy clara de garantía de fiel cumplimiento que se pone en marcha, son señales de buena voluntad para retomar las negociaciones. Pero, bueno, vamos a ver qué sucede”, acota Magdaleno.

Por su parte, Phil Gunson, investigador y analista político para Crisis Group, llama la atención sobre el hecho de que, tras la publicación de los jefes de las delegaciones en la negociación, Jorge Rodríguez insistiera en la exigencia del gobierno de incorporar al empresario Álex Saab a la mesa en México lo cual, subraya, no se ve como posible.

Razona que, en el fondo, el proceder del delegado oficialista tiene que ver con los incentivos y con la interrogante de hasta qué punto el gobierno de Maduro tiene motivos reales para empezar a hacer las concesiones necesarias.

Ruido en la negociación

El investigador para Crisis Group refiere su preocupación sobre que el regreso a México sea visto como un fin en sí mismo, “que EEUU necesite que las partes regresen a México para empezar el proceso de flexibililización de las sanciones a cambio del progreso, pero que no han puesto mucho énfasis en la necesidad de que esto se arregle de alguna manera, de antemano. Una cosa es sentarse en la mesa, pero si se van a sentar en la mesa de la misma manera en que se sentaron entre agosto y octubre del año pasado, no vamos a ver progreso”.

Asimismo, Phil Gunson dice que, por alguna razón que no termina de entender, la administración Biden tiene muchas dificultades para establecer y mantener la narrativa sobre lo que está haciendo.

“Creo tiene que ver, en parte, con su capacidad comunicativa. Tienen un extraño hábito de empezar a filtrar información, luego dar versiones, a veces contradictorias, de lo que están haciendo para, finalmente, tratar de enmendar todo para sacar información oficial del asunto”, subraya Gunson.

Puntualiza que sería mejor si el gobierno norteamericano empezara a ser mucho más transparente y expresara, claramente, cuáles son los alcances de lo que están proponiendo y cuáles son las líneas rojas. Añade que hay asuntos en los que Washington demuestra falta de coordinación con sus aliados de la oposición venezolana. Por ejemplo, funcionarios norteamericanos que permanecen en el anonimato dicen que la oposición “pidió” el levantamiento de las sanciones personales a Maduro, y la oposición se ve obligada a sacar un comunicado negándolo.

Destaca que las afirmaciones que los funcionarios de EEUU dieron a la Associated Press (AP) demuestran ignorancia sobre los problemas que enfrenta la oposición, incluso dentro de sus propias filas, y cree que “no hay necesidad de entrar en esos detalles”.

Incertidumbre latente

Por su parte, Maryhen Jiménez, investigadora de la Universidad de Oxford, sostiene que el punto clave es la incertidumbre en torno a todo el proceso de negociación. En ese sentido, asevera que se requiere de una comunicación clara. Añade que se trata de un imperativo y una gran responsabilidad, especialmente, para la oposición porque ya son conocidas las técnicas del Gobierno.

Miguel Ángel Martínez Meucci, doctor en Conflicto Político y Procesos de Pacificación, asevera que, desde agosto del año pasado, han sucedido varios eventos que tienen incidencia sobre las negociaciones.

“En términos generales, diría que el chavismo ha evadido durante meses la posibilidad de llegar a acuerdos, mientras fortalecía su posición con las elecciones regionales y esperaba un mejor momento para negociar, lo cual parece estar sucediendo ahora con la guerra en Ucrania”, señala.

Giro regional a la Izquierda

Refiere que, en este año, América Latina está completando un nuevo giro a la izquierda, con gobiernos mucho más benévolos hacia el chavismo. “En definitiva, y a diferencia de lo que sucedió entre 2017 y 2020, los actores políticos internos y externos que procuran la estabilización de Venezuela tienen mayor peso ahora mismo que los que buscan su redemocratización”, sostiene Martínez Meucci.

De nuevo, el politólogo John Magdaleno subraya la incidencia de la situación de Ucrania en lo que sería una nueva etapa de la negociación en México. El investigador añade que las sanciones rusas, aunque no son tan severas como se preveían, están teniendo impacto. En ese plano, cree que el gobierno venezolano no parece tener más opciones estratégicas. Esto último es evidente cuando hay avances sobre la proposición de Chevron de flexibilizar las sanciones, para explorar, explotar y comercializar petróleo, explica.

“La jugada norteamericana no solo está destinada a favorecer a la oposición. En mi opinión, la oferta de EE.UU. está fundamentalmente destinada a despegar a Maduro de Rusia. Ese el objetivo de fondo de ese giro de la política norteamericana, despegarlo, aislarlo de Rusia”, enfatiza Magdaleno.

Lee la nota completa en Tal Cual.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.