Los médicos y enfermeros venezolanos reclamaron nuevamente hoy al Gobierno de Nicolás Maduro mejoras salariales y una solución a la profunda crisis económica que vive el país caribeño, al tiempo que hicieron un llamado a los ciudadanos a unirse a este esta demanda que, señalan, afecta a todos.

“Hoy continuamos en paro indefinido”, dijo la presidenta del Colegio de Enfermeros de Caracas, Ana Rosario Contreras, a periodistas desde una protesta en las cercanías de la Maternidad Concepción Palacios de la capital venezolana.

Contreras aseguró que ya son 26 los hospitales de Caracas que se han unido a estas protestas iniciadas el pasado lunes, y que además en el resto los estados del país los centros de salud también se está sumando a “este paro”, que consiste en solo atender emergencias, urgencias e inmunizaciones.

“El gremio médico se adhirió a este paro, los bionalistas se están pronunciando (…), esto es (por) una sencilla razón señor presidente Maduro: la tormenta salud amenaza con convertirse en un huracán porque las bases de los trabajadores del sector salud señor Nicolás Maduro nos estamos muriendo de hambre”, agregó.

Los enfermeros y demás representantes del sector salud allí presentes hicieron un llamado a los venezolanos para que se unan a estas demandas de mejores salarios y una solución a la crisis económica, pues, indicaron, es algo que afecta a los distintos sectores de la sociedad.

En estas protestas los enfermeros se quejan de recibir quincenas de 600.000 bolívares (entre 0,27 y 5 dólares, según las tasas oficiales) o de 1.200.000 (entre 0,54 y 12,5 dólares) que no alcanzan para cubrir la cesta alimentaria que ya se ubica en 220 millones de bolívares entre (100 y 1.913 dólares).

Entretanto, los médicos de este centro y de otros como el Hospital Clínico Universitario o el Doctor José Ignacio Baldó, también en Caracas, hicieron el mismo reclamo al tiempo que reiteraron la escasez de materiales médicos y medicinas que hay en los hospitales.

La vicepresidenta de la Sociedad de Médicos, Verónica Martínez, indicó desde una de las protestas que su última quincena fue de 1.500.000 bolívares (entre 0,68 y 13 dólares).

“Seguimos sin medicamentos, sin luz, sin agua, estamos en las mismas condiciones y casi peor (…) con la salida de personal médico que se ha ido fuera de las fronteras de Venezuela“, agregó la también neumonóloga pediatra.

Dijo que, en el José Ignacio Baldó, los médicos decidieron paralizar las consultas, aunque señaló que “realmente” ya se encuentran paralizadas ante la falta de medicamentos y de materiales.

“Solo se va a mantener la consulta de prenatal y la consulta de tisiología porque los pacientes que presentan tuberculosis deben recibir su tratamiento”, agregó.

Los estados fronterizos con Colombia, Zulia y Táchira, también registraron protestas de médicos y enfermeros.

Lo mismo ocurrió en Lara, Mérida (oeste) y Bolívar (sur).

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional (AN), el opositor José Manuel Olivares, reiteró el llamado a todos los gremios para que apoyen estas demandas.

“Sigan el ejemplo de estos médicos (…), que en toda Venezuela se replique este ejemplo”, agregó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.