Lukasz Grochowicz, especialista del Servicio de Cirugía Vascular.
COMPARTE

(EFE).-

La Clínica Universidad de Navarra ha incorporado una nueva técnica para tratar el estrechamiento de la arteria carótida que, según señala, reduce el riesgo de ictus.

Se trata de la revascularización carotídea, una alternativa que solo se realiza en otros cinco centros hospitalarios europeos y que, según indican en un comunicado, es “más segura para tratar la estenosis de estas arterias, ya que invierte el flujo sanguíneo para proteger el cerebro, con una mínima incisión en la base del cuello”.

La Clínica de Navarra va a desarrollar esta técnica en sus sedes de Pamplona y Madrid, en los quirófanos híbridos de los que dispone en cada una.

La nueva técnica se puede aplicar como alternativa a la cirugía abierta convencional en la base del cuello, la endarterectomía carotídea, y al stent carotídeo mediante punción femoral.

La revascularización transcarotídea se realiza con anestesia local a través de una pequeña incisión en la base del cuello, donde se controla la arteria carótida común. “A través de un introductor especialmente diseñado, y un dispositivo de reversión de flujo sanguíneo, se realiza la colocación del stent”, según Ignacio Leal, cirujano vascular y desarrollador de esta técnica.

Su mayor ventaja es que reinvierte el flujo sanguíneo, según la clínica, que precisa que al manipular la placa durante cualquier intervención es posible que se desprendan fragmentos que viajan por la carótida hasta el cerebro, lo que puede provocar ictus postoperatorios.

Aunque con esta técnica se utiliza un dispositivo que invierte el flujo de sangre en la arteria carótida, aspirando los posibles fragmentos desprendidos y reteniéndolos en un filtro, evitando así la posibilidad de sufrir infartos cerebrales perioperatorios.

“Con esta nueva técnica no cruzamos el arco aórtico y protegemos el cerebro. Nos ofrece ventajas para el paciente, tanto en seguridad como en comodidad ya que es mínimamente invasiva, y para nosotros mismos ya que la tasa de complicaciones es menor”, aclara Lukasz Grochowicz, especialista del Servicio de Cirugía Vascular.

La incorporación de esta técnica no significa la sustitución de los métodos empleados hasta ahora pues cada paciente será estudiado para ver cuál es su mejor opción de tratamiento.

Este método localizado y mínimamente invasivo ha sido utilizado en más de 2.000 pacientes en todo el mundo con excelentes resultados, según indican.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.