(Foto AFP)
COMPARTE

El fiscal general de Brasil indicó este lunes que podría retirar a los ejecutivos de la empresa cárnica JBS la inmunidad que obtuvieron mediante un acuerdo de “delación premiada”, sin invalidar por ello las pruebas que lo llevaron a acusar al presidente Michel Temer.

La decisión fue motivada por la aparición de nuevas grabaciones de contenido comprometedor tanto para los empresarios como para un exfiscal y otros altos responsables, precisó el fiscal Rodrigo Janot en una rueda de prensa convocada a última hora de la tarde en Brasilia.

“Determiné la apertura de una investigación para aclarar indicios de omisión de informaciones sobre prácticas de crímenes durante la negociación para firmar el acuerdo de delación premiada con JBS”, afirmó.

El análisis de nuevos audios, con “contenidos gravísimos”, “reveló un diálogo entre dos colaboradores con referencias indebidas a la Fiscalía General de la República (PGR) y al Supremo Tribunal Federal (STF)”, agregó.

Janot dijo que no podía divulgar las grabaciones sin previa consulta al STF, porque “contienen conversaciones que implican directamente a algunas personas, inclusive autoridades”.

“Esto abre una nueva etapa en un caso que ya es complicado. Nuestra crisis no termina, es otro giro sorprendente”, valoró a la AFP la fiscal de la República y especialista en Derecho Público, Silvana Batini.

Janot denunció a Temer en junio por “corrupción pasiva”, en base a una conversación grabada por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en la que el mandatario parecía consentir el pago de un soborno a un diputado preso para comprar su silencio.

La Cámara de Diputados rechazó sin embargo en agosto encaminar el caso a la corte suprema.

– Proteger la delación premiada –
Temer se proclama inocente y denuncia un ensañamiento de Janot, quien se dispone a formular una segunda denuncia, que podría ser por obstrucción a la justicia o por asociación criminal.

“Una eventual rescisión [del acuerdo de delación premiada] no invalida las pruebas recibidas”, declaró.

Janot defendió los procedimientos de “delación premiada”, que se revelaron esenciales para el avance de la Operación Lava Jato que desentrañó una enorme red de sobornos en Petrobras.

“Tenemos que preservar la institución de la delación premiada” ante las “fuerzas que se levantan” contra ella, subrayó ante la prensa.

Según GloboNews, la defensa de Temer examina pedir la anulación de las pruebas y la transmisión del expediente a Raquel Dodge, nombrada por el propio jefe de estado para suceder a Janot a partir del próximo día 17.

El holding J&F, al que pertenece JBS, sostuvo de su lado que la Fiscalía General procedió a una “interpretación precipitada” de un material “entregado por los propios ejecutivos” de la firma y dijo confiar en que esa situación” “será rápidamente esclarecida”.

El beneficio de delación premiada a los ejecutivos de JBS fue en su momento duramente criticado por Temer y varios juristas, por garantizar una inmunidad total a los empresarios que confesaron gravísimos delitos.

La fiscal Batini cree, como Janot, que “la rescisión del acuerdo (…) no anula las pruebas”, pero que de todos modos, “lo que está claro es que eso va a dar margen para mucha discusión”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.