(Foto AFP)
COMPARTE

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, recibió este jueves el bastón de mando espiritual de manos de líderes indígenas en una ceremonia en la que reiteró su apertura al diálogo y el apoyo al campo, un sector con el que, dijo, hay una deuda inmensa.

Moreno, que juró ayer el cargo en una ceremonia en la Asamblea Nacional en presencia de colegas de otros países, de asambleístas y otras personalidades, se trasladó hoy hasta el parque arqueológico de Cochasquí, considerado una zona sagrada en el país andino.

Con el ritual, en el que estuvo presente el mandatario de Bolivia, Evo Morales, se simbolizó el traspaso de conocimientos de los ancestros indígenas a Moreno, e incluyó una ceremonia de armonización de energías para guiar el trabajo del nuevo gobernante.

Con la ceremonia, se “encarga” de manera simbólica el poder, puntualizó Moreno al asegurar que dicha misión se debe llevar “en las manos y el corazón” con la conciencia de servirlos, atenderlos y para sensibilizarse con todo lo que es importante para los pueblos.

Apuntó que el bastón recibido también recuerda una alerta de los indígenas de que “jamás” lo perdonarán si él traiciona el encargo “divino”, “espiritual” otorgado hoy.

En la cita, a más de 3.100 metros de altitud, a unos 52 kilómetros de la capital ecuatoriana, Moreno dijo a los presentes que no los traicionará y pidió a su gabinete de ministros trabajar para hacer realidad el trabajo comunitario agropecuario.

“Hay que regresar a ver los ojos al campo porque hay una deuda inmensa todavía que pagar”, puntualizó Moreno en el escenario principal de la ceremonia en la que recalcó: “No los vamos a traicionar, vamos a estar dialogando permanentemente con ustedes”.

Añadió que Ecuador es plurinacional, que “su orientación debe ser intercultural” y arrancó aplausos de los asistentes al asegurar que devolverán “completamente la educación intercultural a sus dueños primigenios, ancestrales”.

Los indígenas, dijo, serán los encargados de definir la orientación educativa y las mallas curriculares para que no sean elaboradas, “por tecnocracia que, a veces, no entiende la realidad” del pueblo, comentó.

La colorida ceremonia, que tuvo lugar en Cochasquí incluyó música y el despliegue de gran cantidad de flores y granos en el escenario principal de entrega del bastón de mando ceremonial.

Con las manos extendidas al cielo, todos los participantes, incluidos Moreno, Morales y el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, recibieron las energías de la naturaleza mientras un indígena hablaba sobre los valores de los ancestros.

Moreno, ataviado de un poncho rojo que simboliza la hermandad, recibió el bastón sagrado espiritual en medio del sonido de instrumentos musicales indígenas, al tiempo que escuchó de los líderes ancestrales: “El poder del pueblo para el pueblo”.

El presidente, que gobernará hasta 2021, y quien apuntó que Ecuador es “el pueblo más megadiverso del mundo”, insistió en que ni puede ni debe traicionar el mandato entregado hoy simbólicamente por los indígenas en una cita en la que también hubo representantes de los movimientos sociales.

En el encuentro, el presidente de Bolivia destacó el acto “originario y milenario” en el que Moreno recibió el bastón sagrado, y se mostró “impresionado” por la concentración en Cochasquí que, anotó, ayuda al mantenimiento de la cultura ancestral y la armonía con la “Madre Tierra”.

Subrayó sobre la importancia de la unidad de los pueblos para mantener la soberanía y recordó el liderazgo del expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) en temas de integración.

También expresó su deseo de que mejore la salud de Correa, quien desde ayer está ingresado en un hospital de la capital ecuatoriana, aquejado de neumonía, pero en condición “estable”, según dijo hoy a Efe Gabriela Rivadeneira, secretaria ejecutiva del movimiento oficialista Alianza País.

Morales destacó el llamamiento al diálogo realizado por Moreno al asumir ayer la Presidencia y en un discurso antiimperialista y anticapitalista, convocó a la unidad como “la solución para los pueblos”.

En Cochasquí, Moreno firmó un decreto para dar vialidad al plan “Toda una Vida”, que contempla diversos programas de apoyo a la ciudadanía, en especial a los sectores más vulnerables, desde el nacimiento hasta la vejez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.