(Foto referencial)

De un disparo en la parte posterior de la cabeza mataron a Guillermo Ramón Malavé Andarcia (31) cuando se dirigía a su trabajo con dos vecinos, en el callejón La Ladera, sector Primer Plan de La Silsa, Catia, parroquia Sucre de Caracas.

Del Valle Andarcia, tía de la víctima, comentó que el hecho se registró el viernes a las 6:00 a.m. Un hombre le preguntó la hora a Guillermo, el obrero se la dio y siguió caminando, el desconocido fue detrás de él y le disparó por detrás. La bala le salió por la frente.

Sus compañeros trataron de auxiliarlo, pero murió en el sitio. Guillermo Malavé era muy conocido en el 23 de Enero, porque desde que llegó de Casanay, estado Sucre, vivió allí con su tía. Al casarse, hace tres años, se mudó para La Silsa.

Cuando se casó dejó a medias su carrera de ingeniería en sistemas en la Unefa, para ganarse la vida trabajando en la distribución de agua potable. Dejó un hijo de dos años y a la esposa embarazada.

Malavé nunca tuvo problemas con la justicia, era muy popular en su comunidad, sano,responsable en su hogar, pero sospechan que fue víctima de un sicario pagado por un hombre celoso.

El hombre que lo mató llevaba puesto un casco de motorizado. Presumen que al dispararle a Malavé corrió hacia la moto en la cual se desplazaba para huir de la zona.

Este sábado su tía hacía los trámites en la morgue, para retirar los restos y trasladarlos al estado Sucre.

Ingresos a la morgue

Diez cadáveres fueron ingresados de viernes a sábado a la morgue de Bello Monte. La mayoría de casos eran relacionados con enfrentamientos, muertas a determinar o casos naturales.

Los familiares de Justo Félix Maldonado (36), muerto en un supuesto enfrentamiento  con funcionarios del Cicpc denunciaron que después de haber retirado el cadáver de la morgue, los hicieron regresarlo para depositarlo nuevamente en esa dependencia.

Juana Escudero, prima de Justo, negó que el hombre se hubiera enfrentado con la policía, porque “no tenía ninguna arma”.

El hecho ocurrió el miércoles en La Urbina. El viernes les entregaron el cadáver, que fue retirado por la carroza de la funeraria, y cuando bajaban de Bello Monte los llamaron por teléfono para indicarles que debían devolver el cuerpo porque faltaba el reconocimiento post mortem.

“Dicen que el Fiscal no ha venido. Esto nos ha causado un gran problema y gastos extras. Hasta las 2:00 p.m tenemos chance para llevarlo al cementerio. Llegamos aquí y nos quitaron el acta de defunción y los demás papeles que necesitamos para el entierro”, dijo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.