Foto Referencial

Siete hombres murieron al suroeste y uno en el oeste caraqueño, durante presuntos enfrentamientos sostenidos con oficiales de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Los procedimientos de las Faes se escenificaron el lunes en la mañana en edificios de la Gran Misión Vivienda Venezuela, ubicados en Montalbán y La Paz, y en Las Adjuntas y La Vega, con saldo de siete fallecidos. En Gramoven,  Catia, cayó abatido Richard Kleyderman Pérez Figueroa (21), considerado uno de los más buscados por las autoridades en Los Altos Mirandinos.

Funcionarios de la subdelegación de Los Teques lo localizaron “enconchado” en el barrio 19 de Abril, donde se registró el intercambio de disparos. Pérez Figueroa estaba solicitado por dos homicidios cometidos el año pasado.

Los otros siete abatidos en el suroeste estaban en Las Adjuntas, Montalbán y La Paz.

Mi hijo iba saliendo a presentarse en el tribunal

Charly Yohakson Hernández Rodríguez tenía 30 años, vivía en la calle Canaima de La Vega, y según su madre Yacil Rodríguez, los policías lo secuestraron el lunes a las 9:00 de la mañana cuando se dirigía a los tribunales a presentarse como hacía cada semana.

Hace 10 años estuvo vinculado en un homicidio, pasó varios años preso y quedó bajo presentación periódica. El lunes era su última asistencia al tribunal para quedar en libertad plena.

Una hermana que observó cuando lo metían en una camioneta Jeep Cherokee color dorado se fue detrás con su marido y vio que el vehículo se internaba hacia La Quebradita, en San Martín. Lo buscaron en los despachos policiales, y a las 12 del día se enteraron que estaba muerto en el hospital Pérez Carreño. En el centro asistencial les indicaron que tenía dos horas allí.

Nosotros andábamos buscándolo, pensando que lo tenían detenido, y ya estaba muerto, dijo la madre, quien calificó a los funcionarios como un grupo exterminio. “A lo mejor lo que voy a decir no lo van a publicar, pero esos policías son los que mandan en este país y lo que hay es una dictadura”.

Yacil tenía tres hijos varones. A Charly Hernández (27) lo mataron hace año y medio y el tercero se fue del país. “Yo también me voy de aquí. Para enterrar a mi hijo tuvimos que reunir 350 mil bolívares, esto no se aguanta”.

A Charly Hernández lo detuvieron en el barrio El Carmen, de La Vega, le pidieron papeles, lo obligaron a correr hacia un cerro, el pedía que no lo mataran y le dispararon, en presencia de los vecinos que vieron todo desde sus casas.

CleiverSkyu Bolívar Gómez (19) vivía en el piso 9, torre E del edificio Misión Vivienda en La Paz. Lo sacaron del inmueble junto con un amigo, los llevaron al piso 7 y los mataron.

A las 6:00 de la mañana los policías forzaron la reja, levantaron a Cleiver que estaba durmiendo, lo llevaron a la sala y le ordenaron que se sentara. Le preguntaron su nombre, número de cédula, el admitió que se estaba presentando en un tribunal, y al notar las intenciones de los policías les rogó por su vida. “No me maten, tengo un hijo de año y medio y otro en camino”. La pareja tiene 4 meses de embarazo.

Su hermana de 14 años trató de protegerlo, pero la golpearon y la apretaron por el cuello. Antes de salir del apartamento, Cleiver se despidió de ella.

En el inmueble también estaban la novia de Cleiver, quien fue igualmente golpeada y vejada, y un primo que trabaja en un ente del Estado. A este le colocaron una capucha y le dijeron que se fuera del urbanismo.

Esta vez los policías se llevaron lo poco que quedaba en la casa porque en noviembre hicieron un allanamiento y nos desvalijaron, dijo un familiar. En aquella ocasión sacaron hasta los bombillos (9 bombillos Led) de los sócates. “Ellos se llevan todo, hasta la comida”.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.