Foto: (El Comercio)
COMPARTE

La declinación de Odebrech se ha acelerado desde diciembre de 2016 cuando la compañía se declaró culpable en los Estados Unidos y aceptó el mayor acuerdo por soborno de la historia: se trata del pago de una multa por el orden de US$4.500 millones por delitos en 12 países, en su mayor parte en América Latina y el Caribe, según un reporte publicado este lunes por el Diario El Comercio de El Perú, uno de los países más afectados.

No obstante, la red de corruptela tiende a extenderse, tomando la versión de agencias internacionales que aseguran que quizás alcanzaría a salpicar a compañías de España y ya no quedaría circunscrito América Latina y el Caribe.

Obras inconclusas se encuentran por toda la región, siendo Perú uno de los países más afectados

De acuerdo a la recopilación realizada por El Comercio la compañía brasilera terminaría por pagar US$2.600 millones.

Al solicitar información directa a Odebrech, las fuentes dijeron que están cooperando con las autoridades brasileñas y extranjeras en las investigaciones Agregó que deben cambiar el tenor de sus relaciones con organizaciones públicas y privadas y señaló que está adoptando medidas para fortalecer el compromiso con prácticas empresariales éticas y alentar la transparencia  con miras a dar vuelta la página.

Perú el país más afectado

Las facturas las está pagando el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski, a quien le cuesta cumplir su proyecto de infraestructura, frente a un monstruo de estafa dejada con la cancelación del contrato de construcción del gasoducto, un obra cuyo costo estimado era de  US$7.000 millones, infraestructura que Odebrech postergó construir, aunado a otros proyectos que se han desacelerado.

Por su parte el actual ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, se vio obligado a rebajar un punto porcentual su pronóstico de crecimiento para 2017.

No era lo que esperaban los peruanos frente al mayor proyecto de infraestructura de Perú, se trata del Gasoducto Sur Peruano de 1.025 kilómetros, es decir 637 millas, saldría de los yacimientos de gas de la selva de Cusco y ascendería casi 5.000 metros (16.405 pies) sobre el nivel del mar para luego descender.

Se instalaron apenas 33 kilómetros de tuberías antes que se develaran las acusaciones por soborno que puso fin al acceso de Odebrecht a fondos, lo que llevó al gobierno a rescindir el contrato el mes pasado.

El gasoducto es apenas una de las numerosas víctimas del escándalo peruano y regional que emana de la mayor constructora de América Latina. Fiscales de 11 países han firmado un acuerdo para profundizar la investigación de la red de sobornos de Odebrecht pagados a políticos, algunos en forma de donaciones de campaña, según se reveló en Brasil.

La magnitud de las consecuencias dista de ser clara, pero afecta a los gobiernos –y hasta a las economías- desde los Andes hasta el Caribe.

Corrupción de alto nivel 

Por su parte, Walter Molano, economista jefe de BCP Securities LLC en Greenwich, Connecticut, dijo sobre el soborno continental que

“Ha afectado a todos los países y ha llegado al nivel más alto”

Durante más de 10 años, Odebrecht encabezó una fuerte expansión de las compañías constructoras brasileñas en la región. Funcionarios ofrecían miles de millones de dólares por carreteras, trenes, aeropuertos y plantas de energía, y Odebrecht participaba. El imperio viene derrumbándose desde hace más de dos años y su máximo responsable, Marcelo Odebrecht, cumple una condena a 19 años de reclusión en una cárcel de Brasil.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.