Inicio NOTICIAS INTERNACIONAL OEA analiza este miércoles crisis en Nicaragua durante sesión extraordinaria del Consejo...

OEA analiza este miércoles crisis en Nicaragua durante sesión extraordinaria del Consejo Permanente

La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció una convocatoria extraordinaria de su Consejo Permanente para analizar este miércoles la situación en Nicaragua, que vive una profunda crisis desde el pasado abril.

De acuerdo a un comunicado de la institución, el órgano se reunirá mañana a las 2.30 hora local para abordar la situación en el país latinoamericano, indicó Efe.

La sesión tendrá lugar en el Salón Bolívar de la sede de la organización, en Washington.

El organismo aprobó el pasado 2 de agosto la creación de “un grupo de trabajo” para Nicaragua, coordinado por Canadá y Chile, con el fin de apoyar el diálogo nacional y contribuir a la “búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles” para la crisis, la más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, negó en una entrevista la pasada semana que haya sofocado las protestas con represión y dijo que no se siente responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses.

Además, culpó a Estados Unidos y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos. El anuncio de la OEA se produce un día después de que el mandatario criticara a los organismos de Derechos Humanos porque, a su juicio, ignoran en sus informes a los 22 policías que han muerto en el marco de la crisis sociopolítica.

También este lunes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció el despido en las últimas semanas de personal médico y universitario en Nicaragua, así como la expulsión de estudiantes de sus centros educativos, en represalia por su actuación en relación con las protestas.

Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril y han dejado 322 muertos, de acuerdo a los últimos datos de la CIDH, mientras que otras organizaciones humanitarias extranjeras y locales contabilizan más de 400 víctimas mortales y el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.