Foto: (Archivo)
COMPARTE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, rechazó la muerte de venezolanos durante las manifestaciones de los últimos días para que el gobierno de Nicolás Maduro pueda “perpetuarse en el poder”.

Daniel Queliz, un estudiante de 19 años, se convirtió en la segunda víctima mortal al fallecer la madrugada del martes de un disparo cuando la policía dispersaba una protesta en Valencia (norte), tras la muerte el jueves de otro joven de la misma edad en Caracas.

“No podemos admitir las vidas venezolanas que el régimen está dispuesto a sacrificar para perpetuarse en el poder”, dijo Almagro en un video colgado en su cuenta de Twitter.

“No podemos admitir que la (militarizada) Guardia Nacional Bolivariana y demás fuerzas de seguridad del Estado continúen con la represión siguiendo instintos criminales”, dijo.

El excanciller uruguayo reclamó a Maduro, electo hasta 2019, desatender los llamados de los opositores a fijar un calendario para celebrar comicios y lo acusó de generar “amenazas de desestabilización” que afectan al continente.

Según él, “el régimen sabe que la solución pacífica y legítima a esta crisis está en sus manos y que es mucho más digna políticamente que mantener la represión y el abuso”.

“Un llamado a elecciones generales”, reclamó.

“No podemos admitir los heridos y detenidos que (el gobierno) considera necesario para no perder sus privilegios (…) No podemos admitir que se siga encarcelando e inhabilitando a líderes políticos opositores para continuar en el poder”, siguió.

Henrique Capriles, una de las figuras más emblemáticas de la oposición de Venezuela, fue inhabilitado el viernes para ejercer cargos públicos durante 15 años.

Las manifestaciones arrancaron en rechazo a dos sentencias con las que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se adjudicó los poderes del Legislativo y retiró la inmunidad a los diputados, mayormente de la oposición, antes de ser anuladas parcialmente.

Los manifestantes también exigen la liberación del centenar de disidentes presos.

“La frontera entre la tiranía y la democracia está ahora marcada por la ambición de su gobierno de permanecer en el poder sin someterse al escrutinio popular”, dijo Almagro.

La OEA declaró la semana pasada una “grave” alteración del orden democrático en Venezuela y resolvió avanzar medidas diplomáticas, incluyendo una posible reunión de cancilleres para mediar en la crisis.

El gobierno venezolano desconoció esa resolución.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.