Parlamento de Bolivia. (EFE)
COMPARTE

El Parlamento de Bolivia, controlado por el partido oficialista, seleccionó hoy a los 96 postulantes a altos cargos judiciales que se someterán a una votación popular en diciembre, en medio de la protesta de los legisladores opositores.

El presidente del Senado, José Gonzales, destacó hoy ante los medios la elección de los aspirantes a magistrados, que se produjo tras 30 horas continuas de debate, durante las cuales varios legisladores acabaron rendidos y dormidos en el Parlamento.

“Nosotros estamos muy satisfechos, hemos tenido una muy buena experiencia y un buen trabajo de las comisiones”, dijo Gonzales.

La presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, aseguró que los seleccionados son “los mejores calificados” y agregó que incluso legisladores opositores avalaron algunas de esas calificaciones.

Gonzales y Montaño son dirigentes del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del presidente del país, Evo Morales.

Los postulantes se someterán el 3 de diciembre a una votación popular que definirá a quienes ocupen los cargos en el Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Constitucional, en el Consejo de la Magistratura y el Tribunal Agroambiental.

Del total de elegidos como candidatos, la mitad son mujeres.

El gobernante MAS hizo valer su mayoría para proponer la lista de postulantes, que la oposición se negó a respaldar bajo la consigna del “voto nulo”, que ha comenzado a ser usada para rechazar todo el proceso de selección.

El senador opositor Oscar Ortiz dijo a los medios que la oposición ve un proceso “contaminado por la injerencia política del oficialismo” en la selección de los candidatos.

Según Ortiz, los legisladores oficialistas votaron por un grupo de candidatos a magistrados en función de una coordinación realizada por Whatsapp o listas hechas a mano, algo que fue reconocido por los partidarios del presidente Morales.

Una de las selecciones que causó más polémica fue la de Pastor Mamani, actual presidente del Tribunal Supremo de Justicia, y aspirante al Constitucional, quien en 2016 se declaró admirador del presidente Morales y partidario de su reelección en 2019.

El legislador opositor Wilson Santamaría dijo que el peligro de la preselección de Mamani es su posible influencia en una decisión favorable para el MAS en el tema de la repostulación presidencial.

Morales aspira a ganar en 2019 un cuarto mandato consecutivo.

La prolongada sesión se interrumpió unas veces por los agitados discursos de oficialistas y opositores, otras por las pujas entre legisladores que se quitaban a jalones carteles adheridos en las paredes del hemiciclo en contra o a favor del proceso de selección.

A partir de ahora el proceso pasa a manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que se encargará de administrar los tiempos y procedimientos de la votación de diciembre.

Las nuevas autoridades judiciales reemplazarán a los elegidos en los comicios de 2011 y deben tomar juramento el próximo 3 de enero.

El Gobierno ha reconocido que cometió errores en la selección de los candidatos y en la votación de 2011, lo que ha derivado en una crisis en la administración de la Justicia que es cuestionada de forma generalizada por todo tipo de instituciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.