Rafael Foley, director adjunto de la Oficina Externa para Venezuela, del Gobierno de Estados Unidos, (Foto: captura)

Rafael Foley, director adjunto de la Oficina Externa para Venezuela, del Gobierno de Estados Unidos, sentenció que “hay muchos dictadores que parecen que se van a quedar en el poder para siempre, hasta que un día no están”.

Durante su participación en el espacio de Instagram, 30 minutos con Williams Dávila, precisó que antes de la caída del Muro de Berlín nadie imaginaba que eso sucedería.

Las dictaduras son fuertes por fuera, pero muy blandas en el interior (…), son débiles porque no tienen fortaleza institucional de países democráticos, aseveró.

En este sentido, el portavoz de la administración norteamericana reconoció los esfuerzos de la Asamblea Nacional en la lucha por el rescate del país: La oposición ha hecho un gran trabajo a la hora de educar a la comunidad internacional sobre la crisis para la salida de la crisis en Venezuela requiere elecciones presidenciales.

En referencia a la Consulta Popular, prevista a desarrollarse en diciembre, comentó que es muy importante por ser una ruta que permita a los venezolanos expresarse libremente.

Foley, al ser consultado por el parlamentario sobre el tema de la continuidad administrativa de la actual Asamblea Nacional, argumentó que es una decisión perfectamente legítima, fundamentada en la Constitución y la ley.

El norteamericano descartó que la comunidad internacional no respalde las decisiones, pues el único órgano democrático en Venezuela.

Nota de Prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.