Declaración del centenario de la OIT para el Futuro del Trabajo, propone una hoja de ruta acordada a nivel internacional para lograr sociedades más inclusivas y resilientes. (Foto Referencial)

Para Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las medidas adoptadas para salir de la crisis causada por la COVID-19 en el mundo, deben estar centradas en las personas y enfrentar las dificultades preexistentes en el trabajo y sus repercusiones.

Así lo dio a conocer ante los miembros del Comité para el Desarrollo y del Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI), quienes se reunieron durante las Reuniones de Primavera del Grupo del Banco Mundial (GBM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La organización en su discurso destaca el drástico aumento de la pobreza y de las desigualdades a partir del brote de la pandemia, ante lo cual Ryder advirtió a los delegados que, ante la falta de esfuerzos políticos concertados y exhaustivos “existe el riesgo muy real de que el legado de la crisis provocada por el coronavirus agrave las desigualdades y la injusticia social”.

También dijo que la acción multilateral coherente fue esencial para garantizar que la recuperación social y económica fuese tan centrada en las personas como las consecuencias de la pandemia en sí misma, dicho así en la Declaración del centenario de la OIT para el Futuro del Trabajo, adoptada por unanimidad por todos los Estados miembros de la OIT en 2019.

Esta propone una hoja de ruta acordada a nivel internacional para lograr sociedades más inclusivas y resilientes.

El director general de la OIT habló de la necsidad de “acelerar la implementación de esta hoja de ruta debería ser una prioridad absoluta de las políticas públicas y de la cooperación internacional”.

En su declaración escrita al Comité para el Desarrollo, igualmente recalcó que la respuesta a la COVID-19 debería dar prioridad a la creación de trabajo decente. Para ello citó los componentes necesarios para una recuperación centrada en las personas que, además, reforzarán la resiliencia ante futuras crisis.

Estos incluyen el fortalecimiento de los sistemas de seguridad y salud en el trabajo, donde se estima que el enorme impacto humano de prácticas deficientes de seguridad y salud en el trabajo ha tenido un coste económico de 4 por ciento del PIB anual a nivel mundial.

Además, es necesario ayudar a las personas pobres y vulnerables, incluso a través de una mejor protección social. “Hoy día, tenemos la oportunidad de unir nuestros esfuerzos en torno a un paradigma común que reconozca tanto el valor como la urgencia de invertir en sistemas de protección adecuados y exhaustivos”, señaló eluniversal.com.

Guy Ryder, en cuanto al apoyo al crecimiento de las empresas y a la creación de empleo, dice que esto debe ser sostenible y debe estar centrado en la calidad del empleo, a través de medidas y políticas que abarquen a todos los trabajadores y las empresas, incluida las de la economía informal.

También es necesario fortalecer las instituciones del trabajo, como la libertad sindical, una negociación colectiva más eficaz y otras formas de diálogo social, incluidos los salarios, remarcó.

En su declaración ante el CMFI, Guy Ryder planteó la cuestión del cambio climático. Si bien esto amenaza la estabilidad macroeconómica y los medios de subsistencia de millones de personas, también existe un potencial considerable para combinar la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono con la creación de trabajos decentes.

“Los millones de millones de dólares invertidos en el proceso de recuperación económica pueden estar dirigidos a la sostenibilidad y la creación de trabajo decente”, comentó.

De la msima forma añadió que, la investigación de la OIT indica que una recuperación verde centrada en inversiones en energía renovable, eficiencia energética y transportes ecológicos podría crear unos 20,5 millones de empleos de aquí a 2030.

El acceso equitativo a una formación profesional adecuada y el apoyo al aprendizaje permanente serán esenciales en esta transición y elementos cruciales del desarrollo inclusivo y sostenible, concluyó Guy Ryder.

Información: OIT




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.