China enfrenta nueva situación, según supervisora de la directriz “cero COVID”
274 / 5.000 Resultados de traducción Un trabajador médico con un traje protector pasa junto a una fila de personas que esperan para hacerse una prueba de ácido nucleico en un área residencial cerrada, luego del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Shanghái, China, el 7 de abril de 2022. Foto tomada el 7 de abril de 2022 / Foto referencial: Reuters

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no cree que el brote de covid-19 en China vaya a afectar a Europa de forma “significativa”, aunque ve razonable que se adopten medidas para proteger a la población, siempre que no sean discriminatorias y se basen en la ciencia.

“Compartimos la visión del Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) de que no se prevé que el actual brote en China vaya a tener un impacto significativo en la situación epidemiológica de la covid-19 en la región europea en este momento”, dijo en rueda de prensa el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

Kluge resaltó que las variantes que están circulando en China son las mismas que ya están en Europa y en otras partes, el mismo motivo al que había aludido, junto a la alta inmunidad y los índices de vacunación, a finales de diciembre el ECDC, organismo de referencia de la Unión Europea (UE) para epidemias, para afirmar que el brote no constituía un “reto” para el continente.

Aunque China ha compartido a varios niveles datos sobre secuenciación genómica y hospitalización, entre otros, es necesaria información “detallada y regular”, especialmente sobre epidemias locales y variantes, para poder determinar mejor la evolución de la situación.

La adopción de medidas de precaución, sobre todo a los viajes, que han tomado algunos países para proteger a sus poblaciones no son “irrazonables”, señaló Kluge, aunque enfatizó que deben estar basadas en la ciencia, ser “proporcionadas” y “no discriminatorias”.

SUBVARIANTE ÓMICRON XBB.1.5.

La OMS informó que datos recientes de varios países europeos confirman la “creciente” presencia de la subvariante ómicron XBB.1.5 -detectada inicialmente en Estados Unidos y que algunos expertos ven con potencial para causar una nueva ola de contagios- en el continente.

“Se han recogido casos de esa subvariante en cantidades pequeñas pero crecientes y estamos trabajando para determinar su potencial impacto”, afirmó Kluge.

La responsable de emergencias de OMS-Europa, Catherine Smallwood, destacó en la misma comparecencia que la recomendación principal respecto a la XBB.1.5 es mantener “una buena vigilancia genómica” para detectar su presencia, su transmisión y sus características.

Smallwood incidió en que, al igual que en el caso de China y de cualquier lugar con alta transmisión, se deberían introducir algunas medidas de viajes de esas zonas, aunque no necesariamente test sino por ejemplo uso de mascarillas, y en función de la situación de cada país.

La OMS recordó que durante el último año muchos países han reducido de forma “considerable” su capacidad de vigilancia respecto a la covid-19 y elogió a Dinamarca, Francia, Alemania y el Reino Unido por preservar un control “sólido”.

MANTENER ESTABILIZADORES DE PANDEMIA

Kluge instó a los 53 países que conforman la región europea de la OMS -que incluye a Rusia y a varias exrepúblicas soviéticas- a no ser “complacientes” y consideró necesario “anticipar, detectar y responder” a tiempo, considerando la situación previa desde el estallido de la pandemia en 2020.

“Después de tres largos años con pandemia -con muchos países lidiando con sistemas de salud saturados, escasez de medicinas esenciales y un personal exhausto-, no podemos permitirnos más presiones en nuestros sistemas de salud”, dijo el director de OMS-Europa.

De ahí que hablara de “redoblar” esfuerzos para invertir de nuevo en vigilancia genómica, incluido el control de aguas residuales, y en proteger al personal sanitario, así como implementar estrategias efectivas ya probadas.

Entre ellas mencionó incrementar la vacunación de la población, administrar dosis adicionales a grupos prioritarios, promover el uso de mascarillas en interiores y en transporte público y ventilar espacios concurridos como escuelas, bares y restaurantes, además de proporcionar tratamiento apropiado a pacientes con riesgo de sufrir enfermedad severa.

“Estas medidas pueden reducir también el impacto de otras infecciones respiratorias agudas -en particular, la gripe- contra las que están luchando nuestros servicios de salud en este momento”, afirmó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.